Actualidad

Sesión de terapia en La Rosaleda

La plantilla regresa de la jornada de descanso con bríos renovados tras el empate cosechado ante el Athletic - Francesc Arnau visita el entrenamiento y charla durante diez minutos con Míchel - El técnico, muy encima de todos sus jugadores

26.09.2017 | 05:00
Francesc Arnau y Míchel departieron durante cerca de diez minutos en el Anexo.

Ontiveros hace propósito de enmienda

  • Javi Ontiveros continúa al margen del grupo por decisión técnica, pero el jugador está dispuesto a hacer propósito de enmienda. Al menos eso se desprende de sus últimos mensajes en redes sociales. «Si caes es para levantarte, si te levantas es para seguir, si sigues es para llegar a donde quieres ir y si llegas es para saber que lo mejor está por venir! ¿LISTO?», decía el canterano en Instagram. Lo cierto es que es importante recuperar al jugador cuanto antes, ya que es un factor importante para este Málaga.

Es tiempo de reflexión y de terapia en Martiricos. El último empate cosechado ante el Athletic Club in extremis ha servido para reactivar los ánimos blanquiazules, pero también para hacer un análisis algo más sosegado de la situación que atraviesa el Málaga CF. Un camino que sigue siendo preocupante pero que tiene algunos síntomas de recuperación a los que todos quieren agarrarse.

Ayer la plantilla blanquiazul volvió al trabajo tras gozar el pasado domingo de una jornada de descanso. Y lo hizo con bríos renovados, con ganas e incluso con mejor ambiente que en las últimas sesiones. Fue ya por la tarde, en el Anexo de Martiricos, cuando el plantel se puso a las órdenes de Míchel. Un trabajo de recuperación para los que jugaron contra el Athletic el pasado sábado y algo más intenso para el resto de componentes.

Sin embargo, la nota llamativa fue la presencia del director deportivo en la sesión vespertina. Es habitual que Francesc Arnau acuda a los entrenamientos, pero en esta ocasión estuvo departiendo durante cerca de diez minutos con Míchel. Una conversación que no ha trascendido en su integridad pero en la que el técnico parecía dar explicaciones al ejecutivo malaguista.

En cualquier caso, la posición de Arnau sobre Míchel parece clara de respaldo y de continuidad. Así también se mueve últimamente el presidente blanquiazul en redes sociales, que aunque no ha enjuiciado el empate del pasado sábado contra el Athletic, sí que ha mostrado su apoyo en repetidas ocasiones al técnico y a los jugadores.

Desde luego, la sesión de ayer tarde -hoy por la mañana ya está previsto otro entrenamiento en La Rosaleda, ya que están adecentando el césped del Estadio de Atletismo- sí estuvo cargada de trabajo grupal y de terapia de equipo. Algo que por otra parte necesita y mucho este Málaga.

A Míchel, tras charlar con el director deportivo, se le vio también muy encima de sus jugadores, hablando con ellos y conociendo sus estados físicos o anímicos.

Pero sin duda el que más sonriente estuvo en la sesión de ayer fue Diego Rolan. El uruguayo se ha destapado como la estrella de este Málaga tras sus dos goles contra el Athletic y está encantado de haber caído de pie en La Rosaleda. Con la sonrisa a cuestas, el delantero puede ser también un buen arma para cambiar el ánimo del equipo. Si Rolan asume el rol de protagonista, también liberará a muchos jugadores que están atenazados.

Peñaranda mejora

En lo estrictamente deportivo, los titulares contra el Athletic trabajaron a menor ritmo, pero no estuvieron sobre el césped ni Kuzmanovic -sancionado para ir a Sevilla- ni Luis Hernández -con un golpe en el cuádriceps- ni Borja Bastón.

Las buenas noticias llegan con Peñaranda y Chory, que están prácticamente recuperados de sus problemas. Llamativo es el caso del delantero venezolano, que tuvo que pasar por el quirófano en verano por la rotura del quinto metatarsiano de su pie izquierdo y que pronto estará a disposición de Míchel para reforzar el ataque. Diego González también mejora aunque Gonen sigue de baja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine