11 de enero de 2018
11.01.2018
Rueda de prensa

Míchel: "No me voy del Málaga CF por honestidad, no por el dinero"

El técnico asegura que "su peor momento" en el club "fue en verano", cuando "tuve que decidir si seguía al frente del equipo o me quedaba un año sin entrenar"

15.01.2018 | 16:14
Míchel: "No me voy del Málaga CF por honestidad, no por el dinero"

Míchel González ha hecho un repaso extenso sobre todos los temas que afectan a la actualidad del Málaga CF. No se ha dejado ni un palo sin tocar y ha hablado de fichajes, salidas, su situación en el club y las razones por las que no se ha marchado pese a los malos resultados. En ese sentido, Míchel asegura que el peor momento desde que entrena al club no es el que vive en la actualidad, si no en verano, cuando pese a la mala planificación tenía que decidir si seguía o no en el Málaga. Así, el madrileño ha desvelado parte de esa información interna que maneja para justificar su continuidad en el banquillo.

"Yo ahora lo estoy llevando con tranquilidad. Habrá gente que no crea en lo que digo. Qué fácil sería tomar una decisión que sería indiscutible, la de echar al entrenador. Se está intentando de cambiar la plantilla y buscar soluciones. Tengo más argumentos para decir que no me voy más allá de mi incapacidad. Tengo honestidad en mi trabajo. Mi peor momento fue en verano y sospechar que podían pasar estas cosas. El 1 de juio o entreno en el Málaga o no entreno en otro lado este año, tenía que decidirme. Antes de venir en marzo renuncié a una oferta muy importante. No me voy por honestidad, no por el dinero. Si estuviese desmotivado, si soy incapaz me marcharía, ¿por qué me iba a quedar un año sin entrenar porque estuviera en desacuerdo con algunas cosas? Ahora me como yo el marrón", ha dicho en rueda de prensa.

En ese sentido, no ha respetado el comunicado de la Federaciób de Peñas Malaguistas en el que pedían al jeque su destitución. ""Es muy respetable que cada uno tenga su opinión. Yo no tengo que justificar mi trabajo. Siempre que sean opiniones educadas lo acepto. Si esas personas en otros ámbitos de la vida piden el despedido del trabajo de alguien porque no estén de acuerdo..."



Pese a que el ambiente en La Rosaleda está enrarecido y una gran parte del público no le respalda, Míchel no considera que sea beneficioso afrontar ahora dos partidos fuera de casa. "A mí me encanta jugar en casa. El ambiente del lunes no fue en general bueno porque a los 5 minutos ya perdíamos. La tranquilidad la tenemos que dar nosotros al público y no al revés. Siempre nos han apoyado pese a los resultados. Fuera o dentro de casa es lo mismo".

Y ha valorado el esfuerzo que está realizando el club para reforzar la plantilla con fichajes en este mercado invernal. "Está siendo una temporada muy dura, muy incómoda porque los resultados no llegan. Los chicos entrenan bien, hay un cierto ánimo proque el equipo está cambiando y eso genera ilusión, esperemos que se vea en el campo".

Así, ha indicado que su idea y la de la dirección deportiva es la de hacer dos fichajes más, además de la inminente llegada de Centurión. "Las previsiones son de hacer seis cambios, estábamos ante una situación inesperada y de la parte de la dirección deportiva se están buscando soluciones más allá de la típica que es cambiar de entrenador. "Está muy cerca Centurión, pero la intención es que vengan un par de jugadores más. Hablamos de seis cambios, que son muchos, no solo los que vienen, tan bien los que se van".

En ese sentido, ha valorado lo que puede aportar Alberto Bueno al equipo haciendo referencia al rendimiento de Ignasi Miquel y Manuel Iturra, los otros dos fichajes invernales hasta el momento. "Si aporta lo de Miquel e Iturra nos vendrá fenomenal. Están animando a jugadores para reunirse entorno a ellos, es curioso porque suele ser al revés cuando alguien llega a un equipo nuevo. Alberto, cuando participe, nos ayudará con lo que está mostrando en los entrenamientos, disfuta y tiene ganas de jugar. Tiene experiencia".

Además, Míchel considera que es un jugador polivalente al que se le puede sacar partido en varias posiciones de ataque. "Depende del partido. Incluso en el Castilla lo puse por banda. En el caso de jugadores como él, que entienden el juego, es mucho más fácil. Es como Peñaranda, que nació siendo extremo y nosotros, por las circunstancias, lo utilizamos de segundo punta".

Sobre las salidas de Jony, que regresa al Sporting, y Baysse, traspasado al Girondins de Burdeos, también ha opinado. "Siempre recibo la infomación y doy mi opinión. Jony no estaba disputando minutos, él no estaba a gusto y lo mejor es que salga, pueda jugar en otro sitio y justifique porqué es jugador del Málaga. Lo de Baysse era una oferta interesante que nos abría el margen salarial para poder fichar".

En ese sentido, pese a que Baysse era importante, la prioridad del club no es la de fichar un recambio y considera que hay defensas suficientes. "Si compensas un poco el dinero que puedes sumar y lo puedes destinar a otras operaciones creo que es interesante. Defensivamente hemos recuperado a Miguel Torres, tenemos a Ricca y Diego y la llegada de Miquel".

Y se ha referido a Ricky Centurión, jugador que se puede convertir en el próximo fichaje invernal del Málaga y que llega precedido por una gran calidad pero también por numerosos escándalos extradeportivos. "Te puedo hablar de sus cualidades, es un jugador típico argentino, tiene decisión, fuerza y determinación. Si se acaba concretando, cuando esté aquí si ocurre algo ya veremos que pasa. A lo mejor en Málaga encuentra esa estabilidad que en otros lugares no han encontrado".

Además, sobre Sandro, el entrenador asegura que no hay novedades. "Hablé con él hace 15 días, su entrenador dijo que no lo cederían, que saldría solo traspasado. Pero muchas veces se dicen esas cosas como estrategia. Va ser una operación de última semana. Tenemos que tener un poquito de dinero para poder negociar con él".

Acerca del partido, Míchel ha asegurado que no se plantea excesivos cambios en el once. "No me planteo muchos cambios, los que sean por necesidad y porque tenemos que mover el equipo en base a los resultados. Vamos buscando. La alineación que vamos a poner da estabilidad, es un momento crucial".

En todo caso, el madrileño no se fija mucho en el rival ya que su mente solo está puesta en sumar puntos. "Para nosotros hay poca banda ancha, tenemos unos números malísimos y necesitamos 8 o 9 victorias para lograr el objetivo. Tenemos un rival fuerte, muy disciplinado y que sabe lo que hace. No estamos para mirar al rival y sí para nosotros".

Sobre el esquema, Míchel considera que puede ser una variante interesante el jugar con trivote en el centro del campo. "Es una posibilidad, Adrián nos estaba dando estabilidad. Más allá del sistema necesitamos puntos. Iturra y Adrián en el centro nos van a ayudar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine