07 de febrero de 2018
07.02.2018
Rueda de Prensa

Miguel Torres: "Tengo la conciencia tranquila"

El capitán del Málaga explica, sobre su polémica cena mientras se disputaba el Las Palmas-Málaga, que "no tomaba vino" y que "apoyaba desde la distancia"

08.02.2018 | 05:00
La polémica imagen en redes de Miguel Torres

Miguel Torres, uno de los capitanes del Málaga, ha dado este miércoles la cara para explicar una polémica foto subida a la red social Instagram, en la que se le veía cenando con el portero del Atlético de Madrid, Moyá, y otros dos amigos, justo cuando el Málaga se estaba jugando la vida en Las Palmas, en un partido clave para evitar el descenso. Torres explicó que el ruido formado se debe a que es un "producto de la situación". "No estaba tomando vino", quiso aclarar el jugador. "Estoy viendo al equipo. Entiendo que se puede prejuzgar todo lo que puede haber alrededor. Personalmente, tengo la conciencia tranquila. A nivel profesional, quería rodearme de amigos con los que puedo expresar libremente mis sentimientos. Quería apoyar al equipo desde la distancia, no podía estar cerca. En otras ocasiones le he pedido al míster viajar con el equipo y acompañarlo, y en la primera vuelta fui a los partidos contra el Atlético y el Valencia. Pero me quedé con los no convocados y aproveché que no tenía entrenamiento hasta por la tarde", dijo Torres.

El futbolista madrileño del Málaga, que lleva cuatro temporadas en la Costa del Sol y que acaba de renovar su contrato con el club hasta 2020, sí que quiso matizar algo. "Cada uno se organiza la vida privada como quiere y estar con amigos de confianza apoyando al equipo no es nada malo. La gente que me conoce sabe cuál es mi compromiso por el club y bueno, mi intención no es crear conflicto. Entiendo que soy un tío importante para el club. La afición nos da mucho y el Málaga a mí me ha dado mucho. Quiero participar lo antes posible", dijo Torres.

Y es que su temporada está siendo realmente dramática, ya que está uniendo una lesión tras otra, como él mismo explicó. "Es una situación que a mí me ha hecho crecer como persona. He pasado momentos delicados. Tuve una cirugía. Luego, una lesión muscular en la misma pierna. Luego, otra lesión muscular en esa pierna. He buscado alternativas médicas.Tuve que ir a un especialista en Italia, aunque eso no ha salido. Y me dijo que tenía un problema en el intestino que dañaba a nivel muscular. También me revisó el aparato dental, que te crea problemas musculares. Estoy buscando soluciones y espero poder estar en las mejores condiciones".

"Es mi cuarta temporada en el equipo y mi objetivo es seguir trabajando con el mismo compromiso. Cuando estás fuera se tiende a opinar y etiquetar. Es un punto malo de la profesión. Para mí lo importante es sentir que los compañero me valoran y mis amigos conocen mi sufrimiento", continuó el jugador.

El capitán volvió a se cuestionado sobre su polémica foro. "Las redes son herramientas útiles para comunicarse con aficionados y amigos. Pero es también de crítica fácil y falta de respeto. No me gusta ser partícipe. La gente que me conoce sabe cómo soy. Vivo con prejuicios y muchas etiquetas. Pero tengo la conciencia tranquila, por lo que demuestro. Muchas veces no se ve el sufrimiento que se ve por detrás. Es cierto que todo lo que pueda salir tiene doble repercusión, hay que tener más cuidado. Tener energía para tratar de sacar adelante al equipo", dijo.

Ahora Torres comienza a ver la luz tras su calvario. "Ahora estoy con buenas sensaciones tras todo lo malo que estoy viviendo. Con ganas de ayudar, es el segundo entrenamiento que hago con el equipo, valorando el trabajo y queriendo ayudar. Estamos en una situación crítica, el entrenador nos necesita al 100 por 100. Después de todos los contratiempos a nivel muscular, el objetivo me lo marco diariamente. Y quiero estar todos los años en el club".



El zaguero también analizó la situación deportiva del equipo. "La tendencia del equipo es hacia arriba. No hemos merecido perder ni en este partido ni el anterior. Todos los equipos necesitan una dosis de fortuna. El equipo se ha reforzado muy bien en el mercado. Han venido jugadores con calidad y nos pueden aportar frescura. Crea competitividad máxima y eso hace que el equipo crezca y con ganas de poder disfrutar de partidos. El equipo se merece una alegría. La afición también cada recibimiento demuestra el compromiso que hay. Este equipo no puede permitirse no estar en Primera División. No vamos a bajar los brazos. Confiamos en el equipo y en el trabajo. Ningún equipo nos pasa por encima y tenemos oportunidades de llevarnos los tres puntos".

Torres también abordó su rol personal. "El mismo de siempre. Soy una persona de unir, no de desestabilizar. Quiero sacar los mensajes positivos. No me gusta que haya fracturas. A nivel de club hemos de estar unidos. La afición nos ha dado mucho y queremos devolverle lo mejor. Está siendo una temporada muy complicada. Estamos en una situación crítica. Podemos ganar muchos partidos. Muchos fallos iniciales. Errores de árbitros. Un pelín de fortuna. Se juntan cosas. Es un cúmulo, una suma de situaciones. Parece que tu trabajo no tiene valor y es cierto que necesitamos llegar al fin de semana y lograr tres puntos para que se valore el trabajo. Vivimos con ilusión. Ahora no venimos a disfrutar. Ese sentimiento ahora es distinto. Queremos venir a trabajar y lograr los tres puntos. Vamos a crecer y evolucionar, ojalá que sea a la par del club. Y que nos quedemos en Primera, nos influye a todos".

El mensaje, al acabar el partido y no ganar los tres puntos, es complejo. "La cara de los compañeros es de mucha impotencia, de responsabilidad. Pensamos mucho en las consecuencias. No somos un perfil que acaba el partido y le da igual. Somos muy comprometidos. Estamos trabajando y haciendo cosas para buscar soluciones. Pero no da tiempo a pensar. Hay que trabajar de cara al futuro. No queda otra. No debemos mirar a rivales que están por encima, sino mirarnos a nosotros. Confío plenamente, aún podemos seguir hacia adelante", dijo optimista.

"La situación a nivel profesional y deportiva me hace valorar más mi profesión, evolucionar. Lo que pasa malo no lo tomo como una derrota, sino es un proceso de evolución. Mi objetivo y deseo es vivir de otra manera lo que me queda. Quiero seguir demostrando. Guardo mucho respeto a la afición. Hay mucha gente que me quiere", reiteró.

Por último, Torres habló sobre Lacen, un jugador al que conoce a la perfección. "Es un jugador fantástico, un gran compañero, un jugador muy exigente consigo mismo. Viene al equipo para sumar. Conoce la Liga, tiene experiencia. Es un jugador tácticamente muy bueno. Calidad a pierna izquierda, saca la pelota. Creará competencia al centro del campo y ayudará", finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine