Hermano del rey Fahd

El príncipe saudí Salman llega a Marbella y acude a rezar

La llegada de miembros de la Casa Real de Arabia Saudí da lugar a la contratación de decenas de empleados locales

01.07.2011 | 20:20
El príncipe Salman Bin Abdulaziz Al-Saud, hermano del fallecido rey Fahd de Arabia Saudí, camina con bastón para asistir al tradicional rezo de los viernes en la mezquita del Rey Fahd -cercana a su palacio-, en Marbella (Málaga), donde descansa estos días. El príncipe Salman Bin Abdulaziz Al-Saud, hermano del fallecido rey Fahd de Arabia Saudí, camina con bastón para asistir al tradicional rezo de los viernes en la mezquita del Rey Fahd -cercana a su palacio-, en Marbella (Málaga), donde descansa estos días.

El príncipe Salman Bin Abdulaziz Al-Saud, hermano del fallecido rey Fahd de Arabia Saudí, ha llegado a Marbella y, tras una fugaz visita anoche a Puerto Banús, hoy ha acudido al tradicional rezo de los viernes en la mezquita del Rey Fahd -cercana a su palacio-, según ha podido comprobar Efe.

Entre un amplio dispositivo de seguridad en el exterior del edificio religioso, el príncipe ha llegado sobre las 14.30 horas vestido con túnica blanca, un turbante de color rojo en la cabeza y apoyándose sobre un bastón en la primera vez que se le ha podido ver fácilmente tras llegar anoche a la ciudad junto a un amplio séquito.

El príncipe saudí suele visitar todos los años Marbella, donde posee residencia desde hace mucho tiempo y es frecuente verle en Puerto Banús.

Su palacio se denomina "Al Riyad" y está junto a la referida mezquita, con la que tiene un acceso directo a través de unos jardines, todo ello situado junto al Palacio Nahda (El Rocío) -donde pasó varias temporadas el rey Fahd-, frente al Hotel Puente Romano y al lado de la antigua carretera nacional 340.

Cada verano se espera en Marbella la llegada de integrantes de la Casa Real saudí y de otros compatriotas con residencia en esta ciudad, donde permanecen hasta su habitual marcha antes del comienzo del ramadán.

La llegada del príncipe con su séquito suele dar lugar a la contratación de decenas de empleados locales para tareas de intendencia o como chóferes y la comitiva que acompaña a Salman Bin Abdulaziz Al-Saud acostumbra a reservar habitaciones en varios hoteles de alta categoría.

Enlaces recomendados: Premios Cine