Marbella entrega la gestión de la parcela del Francisco Norte a una empresa privada

El terreno cuenta con un largo historial de propietarios además de un caso de corrupción urbanística

27.01.2014 | 05:00
Imagen de las obras en la parcela del antiguo campo de fútbol del Francisco Norte, en pleno corazón de Marbella.
Imagen de las obras en la parcela del antiguo campo de fútbol del Francisco Norte, en pleno corazón de Marbella.
Las claves

1990

La Junta de Andalucía cede a la ciudad los terrenos donde desde 1946 se había situado el estadio de fútbol de Francisco Norte con la condición de que se mantuviera su uso deportivo.

1995
Jesús Gil llega al gobierno de Marbella y procede a la venta de la parcela al promotor granadino José Ávila Rojas para la construcción de edificios de viviendas.

2005
El solar pasa a manos de Conservera Celta y más tarde de Banco Pastor y Banco Popular aunque no se puede desarrollar por la reclamación económica de Ávila Rojas por el dinero invertido en la parcela de Francisco Norte.

2010
El Ayuntamiento de Marbella logra hacerse nuevamente con la titularidad del Francisco Norte. Una vez solucionado el bloqueo de Ávilas Rojas, en 2013 se concede a una nueva empresa la construcción del aparcamiento subterráneo y el centro deportivo.

­La gestión de la parcela del antiguo campo de fútbol Francisco Norte no deja indiferente a los vecinos de Marbella ni a los partidos de la oposición. Después de años de batalla política y jurídica por recuperar una parcela de titularidad pública, ahora, el equipo de gobierno del Ayuntamiento ha decidido ceder la explotación del subsuelo a una empresa privada que actualmente construye un aparcamiento subterráneo y un equipamiento deportivo en superficie.

Este terreno situado en el centro urbano lleva a sus espaldas una compleja historia con episodio de corrupción incorporado. En el año 1990 la Junta de Andalucía cedió este solar de 10.300 metros al Consistorio a cambio de que se mantuviera su uso deportivo. Más tarde con la llegada de Jesús Gil al poder la parcela se privatizó y quedó en manos del empresario granadino José Ávila Rojas.

Este constructor ha sido condenado a casi cuatro años de prisión por delitos de cohecho y blanqueo de capitales en el conocido caso Malaya y ha tenido cerca de veinte años paralizado el desarrollo de esa zona al reclamar a los sucesivos propietarios posteriores el dinero invertido por trabajos realizados en el lugar.

Si bien el solar ha pasado a lo largo del tiempo por varias manos, incluido el ente municipal, no ha sido hasta 2013 cuando la adjudicataria actual ha podido comenzar un proyecto, en este caso, la construcción del aparcamiento subterráneo y las instalaciones deportivas.

Las críticas

La sombra de la gestión privada sobre el centro deportivo de Francisco Norte ha levantado las críticas de la oposición política. Miguel Díaz, edil de IU en el Ayuntamiento de Marbella, teme que este espacio municipal pueda ser motivo de lucro para una empresa privada a costa de los vecinos.

«Si finalmente estas instalaciones son administradas por un propietario, al paso de los años los marbellíes habrán pagado con los precios del aparcamiento y del centro de deportes las obras de estas instalaciones y se habrán quedado además sin un suelo que les pertenecía», señala Díaz.

Por su parte el portavoz socialista, José Bernal, lamenta la falta de información sobre este asunto por parte del equipo de gobierno. El portavoz del PSOE quiere que el Consistorio siga la huella del promotor inicial, Ávila Rojas y que se investigue su patrimonio para que devuelva lo que deba a Marbella.

Tanto IU como PSOE apuestan porque los terrenos municipales, no sólo el Francisco Norte, sigan siendo propiedad de los ciudadanos y que puedan así disfrutar de lo público. Esta historia, con cerca de tres décadas, es una de las más controvertidas del centro urbano de Marbella. El Francisco Norte volverá a tener un uso deportivo, tal y como ocurría hace ya alrededor de 70 años, pero esta vez en manos privadas.

El PP afirma que Marbella obtiene equipamiento gratis

Gestión a cambio de instalaciones. El equipo de gobierno del PP en Marbella asegura una y otra vez que el hecho de ceder la administración del subsuelo a una empresa privada va a hacer que la ciudad cuente con un equipamiento deportivo y un aparcamiento subterráneo que no va a costar dinero a las arcas municipales.

Además, el portavoz del PP, Félix Romero, asevera que de no ser por las gestiones de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, este solar continuaría en manos privadas y no hubiera vuelto a ser de titularidad pública. «Logramos desenredar la madeja jurídica y devolver a la ciudad una parcela en la que se edificará una instalación deportiva de interés para la comunidad», señala.

Tras conseguir nuevamente la cesión del suelo, es ahora cuando el Ayuntamiento de la ciudad ha negociado para el desarrollo de esa zona con una promotora que se encarga actualmente de la construcción del aparcamiento y que se hará cargo también del levantamiento del centro de ocio y deportivo. Los primeros trabajos ya están llegando a su fin y en la parte superior se acopian materiales para comenzar con la segunda fase.

A este proyecto se le sumarán en los próximos tres años otra serie de iniciativas en la zona centro de la ciudad, tal y como ha anunciado recientemente el equipo de gobierno. El Consistorio asegura que con las actuaciones que se van a llevar a cabo en el entorno, Marbella mostrará su cara más sostenible.


@MariaAlbarral

Enlaces recomendados: Premios Cine