Tribunales

Denuncian temperaturas "inhumanas" en los juzgados civiles de Marbella

CSIF dice que la rotura del aire acondicionado obliga a los funcionarios a trabajar a más de 30 grados

07.07.2015 | 05:00
Imagen de la sede judicial de Arias de Velasco, en Marbella.

­La sede judicial de la avenida Arias de Velasco de Marbella, que acoge los seis juzgados de Primera Instancia, el Colegio de Procuradores, el Registro Civil y el Servicio Común de Actos de Comunicación (SCAC), se quedó sin aire acondicionado el pasado jueves, 2 de julio, y desde entonces los trabajadores han de realizar su tarea diaria con temperaturas superiores a los treinta grados centígrados, según denunció ayer el delegado de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF Justicia, Juan Antonio Rubio.

Según la normativa laboral, en una oficina la temperatura ha de oscilar entre los 17 y los 27 grados (Real Decreto 486/1997), y en estos casos los trabajadores de ese edificio judicial han de soportar, explica Rubio, más de treinta. «Aquí se están superando con creces los 27 grados y la plantilla está sufriendo lipotimias, mareos y bajadas de tensión», subraya el responsable sindical.

CSIF se ha puesto en contacto con la empresa de mantenimiento del aire acondicionado y la única respuesta que recibe es que están tratando de determinar cuál es la causa de la avería. Además, los técnicos informan de que su intención es arreglarlo lo antes posible, pero en los últimos días el calor en los juzgados sigue siendo «inhumano, horroroso, no se puede estar», aclara Rubio.

«Los trabajadores no están pudiendo desarrollar su trabajo con normalidad y en mantenimiento nos dicen que están en ello, pero no saben cuándo podrán solucionar el problema», aclara, para recordar que los juzgados civiles, que son seis, están en las dos plantas de sótano del edificio, y que además el trasiego de gente es constante en el Registro Civil marbellí y en el Colegio de Procuradores, además de estar allí las dependencias de los funcionarios encargados de notificar.

La idea del responsable de Prevención de Riesgos Laborales es que este problema se repare de una vez y, si no se puede hacer ya, que se paralice momentáneamente la actividad mientras que los técnicos analizan el problema.

Rubio recordó ayer que el edificio ya sufrió una fuerte plaga de cucarachas y que, en otra ocasión, la rotura de las tuberías provocó una fuerte inundación en el inmueble. Asimismo, CSIF Justicia insiste en que las distintas oficinas judiciales están muy mal ventiladas. Con el calor, denuncian, otra vez han aparecido cucarachas en el lugar.

«Trabajar en esas condiciones es imposible, por ello creemos necesario reparar de una vez por todas todos los problemas del edificio», reseñó.

De momento, la Central Sindical Independiente de Funcionarios ha presentado un escrito ante la Delegación de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía para que estudie el tema con detalle y agilice en lo posible la solución de los problemas existentes.

Si no hay una respuesta rápida, explicó Juan Antonio Rubio, el siguiente paso será poner en conocimiento de la Inspección de Trabajo la situación del edificio judicial de la avenida Arias de Velasco.

Este tipo de episodios suele sacar recurrentemente a la superficie la vieja reivindicación de Marbella para que la ciudad cuente con un palacio de justicia que unifique la sede civil, de Arias de Velasco, y la penal, en Mayorazgo, una idea que se paralizó con el inicio de la crisis económica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine