Tecnología

WhatsApps y mensajes con olores: el futuro se diseña desde Marbella

La empresa malagueña Kino Studios realiza grandes avances en el campo de la mensajería instantánea

03.08.2015 | 05:00

La tecnología y olor no parecen conceptos llamados a entenderse. Más bien solemos relacionar la tecnología con algo aséptico, frío, neutro. Hasta que ha llegado oPhone, un dispositivo que permite enviar mensajes con olor a través del teléfono móvil o la tableta. Qué pensaría si le llegara una foto al WhatsApp con las lentejas que le ha preparado su madre y que pudiera olerlas; o enviar por correo la imagen del ramo de flores que le ha comprado a su mujer junto con su aroma; o ver en su teléfono una foto de su pequeña hija y percibir su olor a niña recién bañada.

Todo esto es posible ya con oPhone, un proyecto en cuyo desarrollo trabaja la empresa marbellí Kibo Studios y que pretende superar las barreras tecnológicas y permitir la comunicación sensitiva a distancia.

Detrás de esta tecnología se encuentran David Edgard y Rachel Field, dos profesores de la universidad de Hardvard y el Instituto Wyss, que han creado los dispositivos en los que ahora trabaja Kibo, primera empresa española que ha dispuesto del producto.

Manuel Linares, director de la empresa marbellí Kibo Studios, explica que oPhone consiste en dos terminales que, cargados con cartuchos que contienen esencias, transmiten el olor que haya compuesto el autor del mensaje, mezclando los que le ofrece una gama preestablecida.

Por el momento la primera versión ofrece una gama de unos 10.000 olores distintos (flores, chocolate, brisa marina, ropa recién lavada, perfume) pero se trabaja en una nueva versión que supere los 300.000 combinaciones olfativas.

La labor de Kibo Studios, que comparte inversores con oPhone, radica ahora, según Linares, en «proponer, aportar, sugerir e investigar» para elaborar nuevas ideas de negocio y desarrollar aplicaciones entorno a este invento. Así, el director ya avanza ideas como que las películas se proyecten con olores distintos en las escenas; coches que detecten el olor corporal y cambie el ambiente del automóvil dependiendo de cada conductor; o libros infantiles que transmitan a los lectores los aromas de lo que cuentan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine