Costas

Medio Ambiente aprueba la construcción de seis espigones entre Guadalmina y Guadaiza

El Ministerio afirma que el impacto de las escolleras y la senda litoral no será significativo

05.12.2015 | 05:00

El Ministerio de Medio Ambiente ha dado luz verde al proyecto de estabilización y adecuación del borde litoral entre los ríos Guadalmina y Guadaiza, diseñado por la Dirección General de Costas, en el término municipal de Marbella, que contribuirá a rehabilitar y estabilizar las playas de San Pedro Alcántara, Guadalmina y Linda Vista.

En concreto, el proyecto pretende la regeneración de la playa que va desde la desembocadura del río Guadaiza, que limita la playa de San Pedro de Alcántara en su zona oriental, hasta la desembocadura del río Guadalmina, que cierra la playa de Guadalmina en el extremo occidental, quedando la playa de Linda Vista en la zona central del tramo en proyecto.

La arena para la regeneración de las playas se obtendrá de una cantera que cumpla los requisitos exigidos por el Ministerio de Medio Ambiente, mientras que las piedras para la construcción de los espigones se obtendrán de otra cantera de tipo caliza.

El proyecto prevé la construcción de seis espigones que dividirán la playa en cinco celdas, con un ancho de cinco metros y una longitud en torno a los 150 metros.

Al mismo tiempo se pretende la construcción de un sendero de pavimento rígido de entre tres y seis metros de anchura, entre el final del paseo marítimo Fernando Moreno, en el extremo suroeste de la playa de San Pedro Alcántara, hasta el río Guadalmina.

La construcción de este sendero litoral supone el desbroce de la vegetación, el desmantelamiento de las construcciones existentes fuera de ordenación, la nivelación y compactación del terreno, así como su pavimentación. La pasarela de madera se cimentará sobre el arroyo del Chopo.

El sendero litoral tendrá una anchura de entre tres y seis metros de ancho, en función de las construcciones y de los accidentes geográficos existentes, con pendiente inferiores al 6% y ligeramente inclinada, con una pendiente máxima del 2% para asegurar su drenaje.

La construcción de la pasarela supondrá el desmantelamiento de la terraza del restaurante Bora Bora, situado en la playa de San Pedro Alcántara –por hallarse en zona de servidumbre de paso, según Costas– y la expropiación de varias parcelas privadas que se encuentran en zona de dominio público marítimo terrestre, en la playa de Linda Vista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine