Tribunales

Absuelto el exedil Pedro Pérez al que Yagüe denunció por corrupción en el PA

Hubo una reunión entre el concejal y los trabajadores marbellíes pero no se prueba que él pidiera dinero para su partido bajo amenazas

10.12.2015 | 05:00
Pedro Pérez, a la derecha, tras salir de la cárcel.

La Audiencia Provincial de Málaga ha absuelto al exconcejal Pedro Pérez, a un familiar suyo y a Antonio Fernández Gámez –hermano del exedil marbellí fugado en 2006 por el caso Malaya, Carlos Fernández– del caso de corrupción en las filas del PA que denunció la entonces alcaldesa, Marisol Yagüe, en septiembre de 2005 y que dinamitó el tripartito.

La exregidora marbellí, implicada apenas siete meses después en el caso Malaya, dio una rueda de prensa en la que aseguró que los concejales del PA –a excepción de María José Lanzat– se reunieron con trabajadores municipales en la Tenencia de Alcaldía de Puerto Banús para solicitarles que se afiliaran a la formación andalucista y les entregaran parte de su sueldo.

José Manuel Vázquez, letrado marbellí, ha representado a dos de los tres acusados. Según la sentencia, que adelantó ayer La Opinión de Málaga, en 2004 y 2005 Pedro Pérez Salgado, afiliado al PA, fue edil de Marbella y encargado de la Delegación Municipal de Limpieza y Playas, para lo cual «actuaba como consejero delegado de la sociedad municipal Control de Limpieza, Abastecimiento y Suministros 200 SL».

Así, contrató laboralmente a un pariente suyo, L. J. M., formalizando el documento contractual el 20 de diciembre de 2004 por cuarenta horas semanales en la categoría de auxiliar administrativo. Por ello, percibía más de 1.300 euros mensuales. El contrato concluyó en agosto de 2005. En total, percibió 11.377 euros.

La Sala ve probado que el familiar del exconcejal «no ejerció las funciones de oficina típica de esta categoría laboral normalmente especificada en el contrato». Pero, pese a ello, no se han acreditado «las concretas funciones que desempeñó realmente». Tampoco se probó que «no llegara a desplegar ninguna actividad ni, menos aún, que dicho contrato fuese una mera ficción jurídica previamente concertada a propósito entre ambos contratantes para apropiarse ilícitamente de esos caudales públicos municipales».

La Sala dice que consta que en julio de 2005 hubo una reunión en la Tenencia de Alcaldía de Puerto Banús entre los trabajadores municipales, muchos de ellos eventuales, y Pedro Pérez, a la que asistieron tanto afiliados como no afiliados al PA. «No ha quedado probado que en algún momento de la misma, el concejal exigiera o presionara de algún modo a los trabajadores no pertenecientes a su partido para que se afiliaran e ingresaran un porcentaje de sus nóminas bajo la amenaza de no serles renovados sus contratos», dice la Audiencia. Pérez es absuelto así de los delitos de coacciones y malversación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine