Política

Marbella quiere acabar con las puertas giratorias para los concejales

Un código prohíbe trabajar dos años después en asuntos relacionados con la actividad municipal

04.02.2016 | 01:04
Marbella quiere acabar con las puertas giratorias para los concejales

La Junta archiva el deslinde de Benahavís

  • ­El procedimiento de deslinde entre Marbella y Benahavís tiene una nueva estación en su recorrido. El Ayuntamiento de Marbella recibió ayer una sentencia de la Junta de Andalucía que desestimaba el recurso interpuesto por su municipio vecino en el que pretendía continuar con el procedimiento de deslinde entre ambos municipios. La sentencia fue presentada ayer por la edil de Urbanismo de Marbella, Isabel Pérez, quien subrayó que la sentencia de la Junta «deja patente que entre los argumentos para archivar el expediente, ha pesado la gran cantidad de alegaciones recibidas, tanto de los grupos políticos que entonces estábamos en la oposición, como del movimiento vecinal y particulares». Ya en septiembre del pasado año el expediente era archivado, ante lo que el Ayuntamiento de Benahavís interpuso el citado recurso. Pérez afirmó que el deslinde propuesto por el anterior equipo de gobierno de Marbella «era desequilibrado, por lo que era esencial garantizar los límites territoriales del municipio de Marbella». El deslinde, iniciado entre los años 2008 y 2009, consistía en la entrega de unos 200.000 metros de terreno de Marbella a Benahavís a cambio de 30.000. Gran parte de estos terrenos, que no eran considerados urbanizables en el municipio marbellí sí lo serían en Benahavís, según el PGOU de Marbella anulado hace pocos meses por el Tribunal Supremo.

El Ayuntamiento de Marbella quiere impulsar el código del buen gobierno municipal para ganar en transparencia y participación ciudadana. Precisamente, el concejal de Participación, Miguel Díaz, ha presentado el reglamento que recoge los principios de un código ético y transparente que garantice la participación de los vecinos.

El equipo de gobierno llevará este proyecto a la junta de gobierno local y de allí al pleno de febrero para su aprobación inicial. Posteriormente se abrirá un periodo de 30 días de exposición pública para la presentación de alegaciones, después del cual volverá a pleno para su aprobación definitiva.

El documento, inspirado en el código impulsado por la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, recoge que los ediles y el personal directivo debe presentar una declaración de bienes, de patrimonio, de participación de sociedades y de renta actualizada, al tomar posesión de su cargo y al abandonarlo.

Asimismo, implica la obligación de abstenerse de realizar actividades privadas que tengan relación directa con la ejercida en el Ayuntamiento durante el mandato y los dos años posteriores. El texto recoge la negativa a aceptar presentes de terceros que puedan condicionar la función pública.

El documento estará a disposición de todos los ciudadanos en la web municipal, donde la próxima semana también estarán disponibles los contratos menores.
­­

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine