Polémica municipal

El alcalde de Marbella pide al PP que cese a la edil que se hizo un garaje sin licencia

Bernal tacha de "escándalo" que construyera sin licencia de obra y no demoliera lo ejecutado – El PP asegura que Carmen Díaz pensó que no necesitaba permiso para efectuar una obra menor y afirma que aún no se ha contestado a sus alegaciones

20.07.2016 | 05:00
Imagen de la obra que hizo Carmen Díaz en su chalé sin pedir licencia.

­El alcalde de Marbella, José Bernal, ofreció ayer una rueda de prensa para pronunciarse sobre el caso de la edil del PP Carmen Díaz, quien se construyó un garaje en su chalé sin licencia de obra y, una vez que fue requerida para que paralizara los trabajos y los demoliera, siguió adelante. Finalmente, ha sido sancionada con una multa de entre 4.000 y 8.000 euros. El regidor socialista tachó la información adelantada por La Opinión de Málaga de «escándalo» y pidió al PP que «ejerza la mano dura contra aquellos que no cumplen la legalidad en el municipio», pidiendo claramente el cese de Díaz como concejala.

«Si fuera miembro de mi gobierno, hoy no seguiría como concejala en el Ayuntamiento de Marbella», explicó, al tiempo que insistió en que le hará esa pregunta tanto a la líder local del PP, Ángeles Muñoz, como a la propia Díaz. «No se pidió la licencia para ejecutarla y no tiene los papeles pertinentes», criticó el regidor socialista, quien aclaró que tras pedirle que paralizara el asunto y lo derribara, «no lo cumplió». «Es inaceptable», dijo.

«Nadie puede llevar a cabo una obra ilegal en la Marbella del postgilismo. La Marbella que recordamos con dolor por el caos urbanístico. Nadie puede llevar a cabo una obra ilegal sin pedir licencia, pero sobre todo quien no lo puede hacer es un cargo público», reseñó. Al estar en el pleno, Díaz, aseguró, «era conocedora de que había que llevar a cabo un proceso administrativo para hacer una obra; ya no sólo un proceso para ejecutarlo, sino para saber si puede llevarlo a cabo o no. Si no pides la licencia, difícilmente te van a decir que hay un techo para esa parcela. Por tanto, sabía lo que hacía y aún así lo hizo».

«Este es un claro ejemplo de impunidad y no podemos permitirlo», indicó, para anunciar que van a analizar los 10 millones de euros de sanciones que han prescrito, y consideró que, posiblemente si no se le hubiera sancionado, este asunto habría caído en el pozo de «las sanciones que terminaban prescribiendo porque no llegaban a visarse ni a firmarse». «Es un mal ejemplo, es imperdonable, es un escándalo. Nos recuerda a la época Gil, una época de obras ilegales, a la impunidad. Al parecer algunos piensan que siguen siendo los dueños del cortijo en esta ciudad», indicó.

Respuestas del PP. Por su parte, el concejal del grupo municipal popular, Félix Romero, calificó ayer de «escandalosa» la actitud de alcalde, que anunció un expediente sancionador contra la concejala Carmen Díaz, pese a que aún no se han resuelto las alegaciones que ésta presentó el pasado viernes.

Romero explicó que la edil del PP no ha hecho ningún garaje (la vivienda lo tenía desde que la adquirió hace más de 20 años), sino que únicamente ha instalado una puerta automática del mismo y ha procedido al revestimiento del motor, una obra menor de 6.000 euros, que entendía no necesitaba licencia.

Posteriormente, recibió una notificación de paralización y reposición de la realidad física alterada, cuando el revestimiento del motor ya estaba finalizado, y donde se le daba un plazo de quince días para presentar alegaciones. En tanto que la concejala considera que no ha contravenido ninguna norma urbanística, el pasado viernes registró sus alegaciones.

«Es muy grave que sin que se hayan resuelto estas alegaciones, que pueden estimarse o no, el alcalde informe a la prensa del expediente sancionador que se ha abierto contra la concejala, sin que la interesada haya recibido notificación alguna al respecto y sin que haya existido tiempo físico para resolver dichas alegaciones», aclaró Romero.

«Es una utilización flagrante y desvergonzada de la institución para hacer confrontación política», señaló el representante de los populares, que dijo que el tripartito se ha instalado en una «caza de brujas permanente, ante lo pobre de su gestión y lo débil de su gobierno».

«Desde el PP estamos estudiando detenidamente todas las declaraciones del alcalde por si pudiera haber incurrido en algún tipo de delito, ante lo que consideramos un atropello indignante y un abuso intencionado y sin el más elemental respeto a la presunción de inocencia», indicó el concejal popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine