Tribunales

Confirman la condena a una madre por pegar a su hija al salir de un centro de salud

Los hechos sucedieron en 2014 cuando propinó a la menor, de 12 años, pellizcos y un puñetazo en la espalda

17.01.2017 | 05:00

­La Audiencia de Málaga ha confirmado la condena dictada contra una madre a trabajos en beneficio de la comunidad por pegar a su hija de 12 años a la salida de un centro de salud de Marbella. Así, se estima en parte el recurso de la defensa, para rebajar los días de trabajo en beneficio de la comunidad impuestos.

Los hechos sucedieron en agosto de 2014. El Juzgado de lo Penal número 4 consideró probado que la acusada estaba junto a su pareja y la hija menor de ambos en los aparcamientos del centro sanitario cuando durante una fuerte discusión «con intención de menoscabar la integridad física» de la niña, «la pellizcó en reiteradas ocasiones, zarandeándola y dándole un puñetazo en la espalda».

A consecuencia de esto, la niña sufrió lesiones que tardaron en curar dos días. Asimismo, el padre «se interpuso para que no la golpeara» y la acusada «lo arañó», causándole lesiones consistentes en erosiones superficiales. Por estos hechos, se la condenó por un delito de malos tratos, imponiéndole 31 días en beneficio de la comunidad y la prohibición de acercarse a menos de 300 metros o comunicar por cualquier medio con su hija en un año. Además, deberá indemnizar a la hija y al padre por las lesiones. El Juzgado entendió que la justificación de la mujer sobre «la necesidad de corrección» de su hija por haberla, presuntamente, ridiculizado en público, «carecen por complejo de cobertura jurídica», añadiendo que en todo caso esa corrección sería «absolutamente desproporcionada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine