19 de marzo de 2018
19.03.2018
Gastronomía

Marbella se rinde a la cocina de Arzak

El tributo al chef vasco, distinguido con tres estrellas Michelin, es el acto central de ´A cuatro Manos´, las jornadas gastronómicas que el cocinero marbellí Dani García, que cuenta con dos estrellas, organiza cada año desde hace cinco temporadas

21.03.2018 | 05:00
Los cocineros que participaron en el tributo a Arzak posan juntos antes de dirigirse a los fogones para elaborar los platos en homenaje al cocinero vasco. Entre ellos figuran la hija de Arzak, Elena Arzak, el chef local Dani García, Martín Berasategui, Ferrán Adriá o el peruano Gastón Acurio.

Una veintena de prestigiosos cocineros rinden tributo en el Día del Padre al chef vasco, uno de los "progenitores" de la gastronomía española

­La cocina española devolvió este lunes por la noche parte de lo que Juan Mari Arzak ha hecho por ella desde aquel 1966 en que se puso al frente de su restaurante en San Sebastián. En el Día del Padre, una veintena de cocineros de reconocido prestigio rindieron su tributo al que está considerado como el padre de la gastronomía española, que ha logrado su fama, entre otras cosas, por aportar su toque personal a los platos de la cocina tradicional vasca que elaboraba con su madre. «Arzak es uno de los progenitores de la cocina moderna española», señaló el chef local Dani García, que cuenta con dos estrellas Michelin, en la presentación de las jornadas gastronómica A cuatro Manos, que comenzaron el domingo y cuyo acto central fue el homenaje al cocinero vasco.

Entre los cocineros que participaron en el homenaje figuraban Dani García, Ferrán Adrià y Martín Berasategui, que acompañaron en todo momento a Arzak en la hora y cuarto que duró la presentación del homenaje. Y también estaba su hija, Elena Arzak, «lo más importante que hay en mi vida, además de mis nietos y yerno», señaló el chef donostiarra.

También se sumaron Joan Roca, Albert Adrià, Andoni Luis Aduriz, Quique Dacosta, Ángel León o Paco Roncero.

Elena Arzak destacó el «ímpetu, el gusto por la cocina y el respeto hacia sus compañeros» que ha mostrado Juan Mari durante su carrera al frente de los fogones, por lo que «qué mejor que el reconocimiento de sus colega. Es, de verdad, algo increíble. Me parece la mejor fiesta que se le puede hacer. Es un gesto precioso y muy emotivo para nosotros. Me alegro por él porque se lo merece», señaló Elena, que destacó como «algo único» reunir a 20 de los mejores cocineros del mundo.

Elena es para Juan Mari «mi bastón de andar». Otro bastón, en este caso de madera, es el que utilizó el cocinero vasco para dirigir a la tamborrada que entonó la Marcha de San Sebastián, que está considerado como el himno de la ciudad, acto con el que comenzó la presentación del tributo. «Para nosotros, los donostiarras, es lo más importante», explicó Elena.

Arzak suele dirigir las tamborradas que acuden a su restaurante, especialmente el Día de San Sebastián, el 20 de enero, para ponerse al frente. «¿Te acuerdas del día del centenario, que vinieron todas?», evocó Juan Mari con una pregunta a Elena.

Arzak logró su primera estrella Michelin en 1972. En 1978 sumó la segunda y en 1989 logró la tercera. Así, se convirtió en el segundo cocinero en alcanzar las tres distinciones, que, casi 30 después, aún conserva.

El tributo gastronómico consistió en los platos que los 20 chefs, dirigidos por Dani García, elaboraron en honor a Arzak. Cada plato destacaba por su estética, sabor y técnica y, en honor a Arzak, por contener alguno de los productos más representativos de la cocina del autor vasco. «Este menú materializa el respeto y admiración de toda la comunidad de chefs españoles por la revolución que comenzó Arzak», señaló el malagueño Dani García.

Entre los cocineros que elaboraron su plato figuraba el peruano Gastón Acurio, quien clausura este martes las jornadas gastronómicas con un mano a mano con Dani García.

El cocinero del país andino, considerado como uno de los 20 más influyentes del mundo, creará junto al chef local un menú en el que combinarán productos peruanos y andaluces.



A cuatro Manos, que este año celebra su quinta edición, comenzó el domingo con el almuerzo Andalucía Indie y en el que los equipos de cocina de siete restaurantes de España, entre ellos Los Marinos, de Fuengirola, y Lobito de Mar, de Dani García y situado en Marbella, prepararon una degustación de mariscos, crustáceos y moluscos nacionales y frituras y espetos de Andalucía.

Las reservas para los tres actos se agotaron el sábado. «A cuatro Manos comenzó siendo una reunión de amigos. Hoy se ha convertido en uno de los encuentros gastronómico de referencia que se celebran cada año», señaló el chef local, Dani García.

En la previa de las jornadas gastronómicas, Dani García presentó en exclusiva su nuevo menú, Arcadia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine