Qué es un medio de comunicación
Práctica en el aula

Mi inicio como redactor

Los alumnos elaboraron una noticia de sucesos con datos reales y opinaron sobre el bullying, la educación o la violencia en el deporte

10.10.2017 | 12:01
Los trabajos redactados por los alumnos de Secundaria del Mare Nostrum tuvieron un buen nivel.

Los estudiantes del Mare Nostrum se sintieron periodistas por un día y se animaron a realizar la que podría ser su primera práctica en un medio de comunicación. Para ello debían elegir entre elaborar una noticia con un suceso real de un incendio en una vivienda de Málaga o escribir una opinión sobre un tema de actualidad, como el abuso escolar (bullying), la violencia en el deporte o el futuro de la educación. La mayoría de ellos, 14 en total, optaron por redactar una información, lo que implicó un gran esfuerzo de ordenación de datos y de síntesis, que solventaron con ingenio. Otros nueve adolescentes dieron su punto de vista sobre temas actuales y prefirieron expresar su punto de vista sobre lo que les resulta más cercano. Ninguno trató de la seguridad de Semana Santa, algo que ocupó muchas páginas impresas en los días posteriores a las procesiones en Málaga.

Redacto una noticia

Los adolescentes tenían sobre la mesa el texto de un avance real del servicio de emergencias 112 de abril sobre un incendio ocurrido en una vivienda en Málaga que se saldó con cuatro heridos, ninguno de ellos de gravedad. Se les expusieron los pasos que tomaría un periodista ante el suceso y los nuevos datos que aportarían Bomberos, Policía Local, los centros hospitalarios y testigos del lugar del suceso tras acudir a estas fuentes informativas. También se les recordó cómo estructurar una noticia; con un titular breve y claro, con antetítulos y subtítulos, una entradilla que recogiera lo fundamental del suceso y un cuerpo de la información con el resto de la información. No era fácil ordenar los datos.

Titular corto

Los alumnos optaron por titulares muy breves, casi telegráficos, fruto quizás de su hábito de consumo de noticias en las redes sociales y de la recomendación del propio taller de que fueran cortos y lograran atraer la atención. La palabra «incendio» fue incluida en todos los aportados, salvo uno, que prefirió ampliar el espectro: «Cuatro intoxicados por la explosión de un brasero» fue la propuesta de este estudiante. Tan sólo otros dos alumnos incluyeron un elemento clave de la información como era la existencia de heridos y en concreto cuatro intoxicados, como habían confirmado todas las fuentes informativas y uno de ellos aportó la localización concreta del siniestro: «Incendio con cuatro heridos en La Luz». «Incendio en Málaga» o «Grave incendio en un piso de Málaga», fueron otras propuestas de titulares.

Complementos y entradilla

La mayoría de los estudiantes que propusieron titulares breves desarrollaron los datos en subtítulos o en entradillas diferenciadas, donde sí ampliaron la información con lo fundamental de los datos: la existencia de cuatro heridos, dos de ellos menores, el incendio se inició en un bloque de pisos en Málaga o la posible causa del siniestro debido a un brasero mal apagado. Algunos hicieron un gran esfuerzo por resumir en una frase lo que consideraban información fundamental a modo de subtítulo. «Los heridos son dos menores con leves quemaduras y dos adultos, ingresas por intoxicación», fue uno de los ejemplos, si bien la mayoría optó por elaborar una entradilla con esos datos donde además se aportaba información de las causas del fuego declarado en la vivienda.

Desarrollo la información

El cuerpo de la información debía recoger el resto de los datos recabados como la actuación de los servicios de extinción o la información ofrecida por los hospitales, y las declaraciones de los vecinos al periodista desplazado a la zona, así como el inicio de la investigación policial, como sucede en cualquier siniestro de este tipo. Algunos alumnos ordenaron esta información en párrafos separados, como se les había sugerido en el taller, dando prioridad al relato cronológico de los hechos. El esfuerzo por recoger el mayor número posible de información fue notable.

Opinión: Fútbol y violencia

La opinión es un género periodístico que requiere no sólo poseer información sobre el tema elegido, sino también un correcto uso del lenguaje y lograr exponer de forma clara tu punto de vista. Cuatro estudiantes decidieron condenar la violencia en el deporte con ideas contundentes: «Una solución para conflictos en categorías inferiores sería la prohibición de entrada a los padres», señaló una alumna. Otro sentenciaba: «Todo esto se tiene que terminar, ya que el fútbol hay que disfrutarlo, también saber ganar y perder, pero siempre con respeto», mientras otro concluía invitando a los violentos a reflexionar. «¿Merece la pena ponerse así?», aseguraba no sin cierto desánimo. Aportaciones sin duda interesantes entre escolares de quince años.

Opinión. El Bullying

El acoso escolar es un tema del que han oído hablar mucho y quizás alguno haya conocido en su entorno. Los tres estudiantes que ofrecieron su opinión sobre el problema coincidían en su gravedad y en reconocer las consecuencias que el acoso puede traer para las víctimas en un futuro. «Estos niños que disfrutan con el sufrimiento de otras personas que puedan parecer inferiores no tienen compasión por los demás», aseguraba una alumna, mientras su compañero se preguntaba «¿Qué lleva a una persona a pegarle a otra por ser diferente, por escuchar otro tipo de música, por cómo se viste, por sus gustos, físicos, colores de piel?». Este mismo alumno apuntaba que «lo más importante no está en el centro escolar sino en sus propias casas», en referencia a los acosadores. La tercera opinión reconocía un problema «compartido por todos los compañeros de la víctima» y rechazaba que la solución fuera aislar al acosador.

Opinión: La educación

Dos alumnos optaron por hablar del futuro de los estudiantes. Una de ellas apostó por que el alumno pueda elegir «casi todas las asignaturas» en Secundaria y otra titulaba su trabajo con el sugerente título «Mentes con códigos de barras» para quejarse de la «presión para ser algo importante en la vida» que perciben los alumnos. «En el Instituto sientes que más que ayudarte a crecer como persona y a formarte, te tienen encerrado memorizando como una máquina para soltarlo en un examen», denunciaba esta estudiante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine