Novedad

BMW Serie 7: La Excelencia

BMW propone una nueva definición para las vivencias que se experimentan al volante de un automóvil de lujo, de carácter exclusivo y orientado hacia el futuro. Se trata de toda una filosofía de marca con todos los avances tecnológicos y electrónicos al alcance de la mano

10.07.2015 | 09:31
BMW Serie 7: La Excelencia

Con el nuevo BMW Serie 7, BMW propone una nueva definición para las vivencias que se experimentan al volante de un automóvil de lujo, de carácter exclusivo y orientado hacia el futuro. Con tecnologías que marcan un listón de referencia en materia de uso de materiales ligeros, conjuntos de propulsión, chasis, utilización de funciones e inclusión de redes inteligentes

Presenta un diseño audaz pero muy atractivo y señorial. Las proporciones armoniosas, las formas de las superficies y el nítido trazado de las líneas expresan un estilo inconfundible. El estilo característico de las dos versiones de la berlina de lujo, ya sea con distancia normal entre los ejes o con mayor distancia entre ellos, expresa un equilibrio optimizado entre el placer de conducir y un alto nivel de confort al realizar viajes largos.

El modelo 2015 estará disponible con dos carrocerías: la de batalla corta y la de batalla extendida. En el exterior, el estilo es 100% BMW y nos recuerda al resto de productos de la gama del fabricante bávaro, aunque para su diseño han tomado los rasgos del Vision Future Luxury Concept, Así, la parte delantera se muestra mucho más agresiva que en el modelo actual.

Una de las novedades que llaman la atención del nuevo BMW Serie 7 es que llevará los nuevos faros láser de BMW, tecnología que fue vista por primera vez en el BMW i8 por lo que probablemente en este nuevo modelo será opcional.

La versión 2015 pesará 130 kg menos que el todavía actual, gracias a la estructura Carbon Core; además, es el primer automóvil de su segmento que cuenta con piezas de PRFC producidas industrialmente, combinadas con acero y aluminio. Gracias a esta combinación de materiales, la jaula del habitáculo es más sólida y rígida; al mismo tiempo posibilitó la reducción del peso.

Las formas del habitáculo están determinadas por la prevalencia de líneas y superficies horizontales, la gran espaciosidad, la orientación ergonómica del puesto de mando del conductor, los finos materiales de excelso acabado artesanal y, también, por la extraordinaria funcionalidad de todos los elementos de indicación y control. Además el interior destaca por su alto grado tecnológico y un estilo minimalista que cautiva. La instrumentación tiene un diseño similar al del actual modelo, pero añade una pantalla central grande, con el ya familiar iDrive situado junto a la palanca de cambios. Adicionalmente, este sistema se amplía mediante la función de BMW de mando mediante gestos, de manera que un sensor 3D detecta los movimientos hechos con la mano para controlar las funciones del sistema de información y entretenimiento.

Como novedad, hay que destacar también el aparcamiento mediante control a distancia, que permite, por ejemplo, estacionar el vehículo en lugares estrechos sin que el conductor esté a bordo. Eso sí, este deberá vigilar en todo momento la maniobra por si hubiera algún obstáculo. En el apartado de sistemas de asistencia se encuentran el Driving Assistant Plus, que se amplía mediante las funciones de asistencia de dirección y de guiado en el carril, el sistema de regulación activa de la velocidad con función Stop and Go y la nueva generación del sistema Surround View, que ahora también incluye una representación en la pantalla Control Display de imágenes en 3D, así como la imagen panorámica Panorama View.

En cuanto a los motores disponibles, el nuevo Serie 7 contará con cuatro opciones mecánicas diferentes, todas ellas más eficientes: un propulsor diésel (730d de 265 CV, con un consumo homologado de 4,5 l/100km), dos motores de gasolina (740i de 326 CV y 750i de 450 CV) y un sistema híbrido, que combina un motor de combustión interna de gasolina con cuatro cilindros y 258 CV con otro eléctrico con 95 CV (denominado 740e, que en total produce 326 CV de potencia y logra un consumo medio de 2,1 l/100km). Este último puede llegar a circular hasta 40 km en modo 100% eléctrico, con una velocidad máxima de 120 km/h.

Todos los motores del nuevo Serie 7 vienen asociados de serie a una caja Steptronic de ocho marchas, también optimizada. El sistema de tracción total inteligente BMW xDrive, que se ofrece como equipo opcional, también ha sido mejorado, según informan desde la marca. El nuevo BMW Serie 7 se fabrica, al igual que todos sus antecesores, en la planta de BMW de Dingolfing. En esta planta se cuenta con una amplia experiencia en materia de fabricación de berlinas de lujo y en el uso de materiales ligeros, algo muy presente en el nuevo BMW Serie 7 2015.

Con el paquete deportivo M se realzan las cualidades dinámicas del nuevo BMW Serie 7, resaltándolas de manera más evidente. Incluye el kit aerodinámico M, compuesto por faldones delantero y trasero de diseño específico, umbrales laterales M, llantas de aleación ligera M de 19 pulgadas y diseño con radios dobles, pinzas de freno de color negro mate, embellecedores iluminados en los umbrales de las puertas, provistos del logotipo M, además de otros elementos de diseño cromados, ya sean de colores claros u oscuros. Además, el paquete deportivo M suma al catálogo de colores, dos alternativas adicionales y exclusivas: Carbonschwarz y Singapur Grau. Este modelo junto al resto de la completa gama BMW están disponibles en las concesiones malagueñas del Grupo SAFAMOTOR.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine