El Rincón del experto

Sistemas de retención infantil, cómo encontrar el modelo adecuado para nuestros hijos

Una serie consejos para garantizar la seguridad de los más pequeños durante los trayectos

14.08.2016 | 21:32
Un ejemplo de correcta instalación de una sillita en un Opel Mokka.

Quien no tiene niños no sabe la odisea que supone el sentar a los chicos en un coche. Sin contar las dudas que te surgen cuando van creciendo. ¿A partir de qué edad hay que cambiar de silla?, ¿qué silla es la más recomendable? ¿Se sienta mirando para adelante o para atrás? ¿Puedo usar la misma silla durante los primeros años? Son muchas preguntas y dudas que nos surgen a la hora compartir nuestro coche con los nuevos miembros de la casa.

De la mano de Autopremier Costa, concesionario oficial de Opel en Mijas, la Opinión de Málaga da unas recomendaciones para garantizar que la seguridad de los más pequeños esté garantizada, sobre todo en esta época de vacaciones, cuando los viajes se multiplican y el riesgo exponencial de sufrir un percance se multiplica. Hay diferentes modelos de asientos infantiles o sistemas de retención, cuyo uso viene determinado por el peso y la estatura del niño (la edad es orientativa). A medida que van creciendo los niños, hay que adaptar el sistema de retención. Capazo, silla con arnés, cojín elevador con respaldo o alzador.

Las sillas de coche para niños se dividen en diferentes grupos. Según las normas internacionales de homologación son las siguientes:
Grupo 0 es hasta 10 kgs (recién nacidos hasta aprox. los 12 meses). 
Grupo 0+ hasta los 13 kgs (recién nacidos hasta aprox. 18 meses).
Grupo 1 para niños de entre 9 y 18 kgs (12 meses hasta aprox. 4 años).
Grupo 2 de 15 a 25kgs (aprox. de 3 a 6 años). 
Grupo 3 de 22 a 36 kgs (aprox. de 5 a 12 años).

Es de vital importancia proteger a nuestros hijos con un sistema de retención hasta que su estatura sea igual o inferior a 1,35 metros (aunque se recomienda dejarles en su silla hasta los 1,50 metros). Los niños mayores de 12 años, utilizarán un sistema homologado adecuado a su peso y estatura o el cinturón de seguridad.

¿Para qué lado debe ir sentado el bebé? Si tienen menos de un año de edad y 9 kg de peso, deben viajar mirando siempre hacia atrás.Es aconsejable desactivar los airbag. Nunca instalar una silla para bebés mirando hacia atrás delante de un airbag frontal activado. La seguridad para nuestros hijos es lo primero. Por eso y bajo recomendación de los pediatras nunca llevar al bebé más de una hora y media sentado. Con menos de 18 meses los niños deben dormir y permanecer tumbados, por lo que una exposición excesiva en una sillita de coche dificulta la respiración y la cabeza se cae hacia delante dificultando coger aire.

¿Qué silla es aconsejable y recomendable? Antes de comprar una silla infantil, tenemos que tener claro qué uso le vamos a dar, el vehículo en el que vamos a instalar el sistema, y los anclajes para su perfecto montaje. Recuerda que el sistema de retención infantil debe estar homologado, siendo recomendable adquirir sillas con la norma más reciente, como la i-Size. Hasta el momento, para que un asiento infantil pudiera ser utilizado en España (y en toda la UE) tenía que aprobar las pruebas incluidas en la norma de homologación ECE R44/04. La nueva norma i-Size nace con el objetivo de simplificar el proceso de elección y uso de las sillitas infantiles, haciéndolas más universales y sencillas de usar.
Los niños van creciendo por lo que necesitan un sistema de retención que se ajuste a cada edad, talla y peso.

¿Es fácil montar la silla? Otra de las odiseas a la hora de decidirte por que silla comprar es la correcta instalación en el vehículo. En ocasiones resulta complejo sujetar adecuadamente la sillita infantil.
Por ello además de mirar precios, ventajas y marcas, hay que comprobar que sea compatible con nuestro vehículo.

Sistemas de seguridad que incorpora una silla infantil
1. Cinturón de seguridad que cumple dos funciones: sujetar la sillita infantil. La silla de coche para niños va anclada al asiento del vehículo mediante el cinturón de seguridad. Además, protege al niño. 

2. Sistema ISOFIX. Consiste en un sistema de anclaje de la silla infantil al vehículo, compuesto por tres puntos de sujeción o apoyo: dos de ellos están situados en el respaldo del asiento trasero, y un tercer punto de anclaje se encuentra ubicado en la parte trasera del asiento (llamado Top Tether) o utiliza una pata de apoyo que va de la silla al suelo del vehículo.

3. Arneses de sujeción para la silla infantil (unos tirantes incorporados a la sillita). Sirven para sujetar al niño al sistema de retención. Estos dispositivos, presentes en los grupos 0, 0+ y I (de recién nacidos hasta los 18 kilos de peso) pueden colocarse en sentido inverso a la marcha y en sentido de la marcha. Se deben colocar sin holguras, y vigilar que el niño no saque los brazos de los arneses, ya que aumentaría el riesgo de lesiones.

4. Cojín de seguridad infantil. Es un sistema de sujeción para niños del grupo I en sentido de la marcha que sustituye los arneses de sujeción, lo que reduce el riesgo de sacar los brazos.. El sistema se utiliza junto con el cinturón de seguridad, y en caso de un golpe, absorbe la energía y distribuye la fuerza del impacto por el torso. Es importante verificar la distancia del cinturón del vehículo, que tenga suficiente recorrido, y colocarle sin espacios ni holguras.

5. Otros dispositivos de protección para niños en el coche. Cada fabricante incorpora sus propios desarrollos en sistemas de protección infantil, como son los protectores cervicales, los protectores de impacto lateral, los reguladores en altura del reposacabezas, etc.


 
Reglas de oro
Nunca llevar al niño en brazos ni utilizar el mismo cinturón de seguridad que el adulto para protegerle. 

El uso de los sistemas de retención infantil reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones.
     
Asegurarse que la silla está bien instalada. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix.

La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre es necesario cambiarla por otra del grupo superior.

En caso de que el menor tenga que viajar en el asiento delantero, porque se dan alguna de las tres excepciones anteriormente comentadas, si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

Siempre bien anclados. En los trayectos cortos es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

Para no olvidar. No llevar sistema de retención infantil en España cuando es necesario conlleva la retirada de tres puntos del permiso de conducir y una multa económica de 200 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine