15 de octubre de 2016
Estreno

Opel Mokka X, un nuevo soplo de aire fresco para el segmento de los SUV

El fabricante alemán renueva a uno de sus modelos más vendidos y sigue seduciendo con precios competitivos

26.01.2017 | 16:07
El interior del nuevo Opel Mokka X.

El SUV más compacto de Opel se llama en su nueva versión Mokka X. La X la otorga Opel a partir de ahora a todos sus modelos crossover, que son aquellos que prometen asientos altos y apariencias modernas. Para los curiosos, si hay un 4 delante y detrás de la X, hay tracción cuatro ruedas, de lo contrario, estamos ante la especie de tracción delantera. La primera impresión del nuevo Opel Mokka X es refrescante. Se perciben los avances en el diseño en comparación con su antecesor. Una primera mirada en el interior resulta igualmente positiva. Donde antes había algo de caos, ahora todo parece más recogido. Donde antes había un sinfín de botones, ahora luce una pantalla táctil con navegador incluido. El nuevo Astra marcó el camino y se ve que Opel ha decidido seguir adelante en el nuevo Mokka, algo que nos parece bien.

A partir de la gama Edition, la pantalla de siete pulgadas viene de serie. A través de una conexión USB se pueden trasladar a la pantalla tanto los móviles de Apple como los modelos Android. A partir de 950 euros extra, podemos optar al navegador premium. Entonces, las ocho pulgadas de pantalla táctil se muestra en visión 3D y ofrece aún más detalles tanto en rutas como en información sobre los destinos a los que queremos ir. Una de las principales ventajas es que se permite la desconexión con OnStar, el cada vez más desarrollado sistema de seguimiento online de Opel, y el servicio es capaz de lanzar rutas directamente desde la centralita o de dar recomendaciones.

Por lo demás, el nuevo Opel Mokka X recuerda al más listo de la clase, siempre que se esté dispuesto a ampliar la lista de extras: asistente de mantenimiento de carril, lo tiene. Cámara trasera, por supuesto. Indicadores de distancia, sí. El reconocimiento de las señales de tráfico trabajo mejor gracias a una nueva cámara en la luna delantera. Hasta ahora, su falta de precisión había sido uno de los grandes quebraderos de cabeza de Opel. Y ahora otro punto fuerte. Opel ha cambiado los habituales faros Bixenon por LED's adaptables. Además de lucir de forma espectacular, el golpe de luz se mueve según la dirección sin molestar al tráfico que viene de frente. En combinación con los faros LED traseros, hay que soltar 1.250 euros extra que merecen la pena. A partir del paquete Innovation, vienen de serie.

La conducción del Mokka X es similar a la de su antecesor sin la X: benévola y confortables. Las llantas de 18 pulgadas suman atractivo, pero restan ligeramente en cuanto a la suspensión. En su versión 4x4 suele predominar la tracción delantera, hasta que se detectan situaciones que requieren la acción de los cuatro ejes. Mister X no necesita mucho para ser un grande entre los pequeños. Con el nuevo Mokka X, Opel sigue demostrando su empeño por ofrecer coches con un equipamiento premium a unos precios realmente competitivos.

El Mokka ya está disponible en la provincia de Málaga en los concesionarios de Autopremier Costa en Mijas y Automóviles Nieto en Málaga,
capital. El precio de partida de 21.837 euros con el acabado Selective, el motor de 140 caballos y la tracción delantera.

El resto de precios, según la gama y la motorización, son los siguientes:

Opel Mokka X 1.4 Turbo 140 CV 4x2 Selective, 21.837 euros

Opel Mokka X 1.4 Turbo GLP 140 CV 4x2 Selective, 24.313 euros

Opel Mokka X 1.6 CDTi 136 CV 4x2 Selective, 23.651 euros

Opel Mokka X 1.6 CDTi 136 CV 4x4 Selective, 26.195 euros

Opel Mokka X 1.6 CDTi 110 CV 4x2 Business, 23.731 euros

Opel Mokka X 1.4 Turbo 140 CV 4x2 Excellence, 24.303 euros

Opel Mokka X 1.4 Turbo 140 CV 4x4 Excellence, 26.863 euros

Opel Mokka X 1.6 CDTi 136 CV 4x2 Excellence, 25.621 euros

Opel Mokka X 1.6 CDTi 136 CV 4x4 Excellence, 28.183 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine