Estreno

En la nueva clase S de Mercedes solo falta una piscina

El buque insignia de la marca alemana da un nuevo paso más hacia la conducción autónoma y presenta seis programas de confort con vaporización de perfume incluido

05.05.2017 | 12:52
En la nueva clase S de Mercedes solo falta una piscina
Una imagen del imponente cockpit de la nueva clase S.

Mercedes acaba de presentar en Shangai su remodelado buque insignia. La mítica clase S renueva sus líneas de la décima generación. El diseño no se intuye revolucionario, salvando las tres franjas LED en los laterales. Además de los focos Multibeam, que cuestan extra, pero permiten ir con las largas echadas durante todo el trayecto sin el riesgo de deslumbrar a los que vienen de frente.

Más destacadas son las novedades en por debajo del capó. Los motores V6 de gasoil y gasolina que se vendían hasta el momento, serán sustituidos por motores puros de seis cilindros. Arrancará la venta en julio con los motores diésel de tres litros con 286 y 340 caballos en el S 350d 4matic y el S 400d 4matic. A partir de otoño, está previsto que Mercedes lance por primera vez la red integral a bordo de 48 voltios, con generador de arranque (ISG) integrado. Como está previsto que el ISG tenga la función de boost y recupere, se sacará del programa a la versión híbrida de la clase S que ofrecía Mercedes hasta el momento.

Los datos sobre el rendimiento de los nuevos motores se mantienen todavía en secreto. Pasa lo mismo con los modelos híbridos plug in. La aumentada capacidad de la batería promete una autonomía que aumenta hasta los 50 kilómetros. También estará disponsible desde el principio, el S 560 4matic con 468 caballos y montando un V8 Biturbo de cuatro litros, disponible, además, en la versión del Maybach. A esta oferta hay que sumarle el S 63 AMG 4matic con 612 caballos. Todavía no se dan a conocer precios. Actualmente, el modelo básico, el S 350d, está disponisble a partir de algo más de 80.000 euros.

El nuevo modelo S vendrá equipado con un amplio cockpit que guarda bajo cristal una sucesión de dos pantallas de 12,3 pulgadas. Con más sistemas y más tecnología a bordo, la nueva clase S también da nuevos pasos hacia la conducción autónoma. En curvas o cruces de camino, así como en rotondas, el vehículo adaptará la velocidad de forma automática.

Una novedad mundial representan los seis diferentes programas de confort. Cada uno dura unos 10 minutos. Intercambia música con wellness y una iluminación adaptada a cada momento. Masajes y hasta la vaporización de aromas están llamados a mejorar el bienestar de los pasajeros. La nueva clase S estará disponible a partir de su lanzamiento en Mercedes-Ibericar, concesionario oficial de la marca alemana en la provincia de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine