suministro

Casabermeja, sin agua un mes

19.07.2008 | 11:27
Sequía. Miguel Campoy enseña la cuba que acaba de comprar. Sequía. Miguel Campoy enseña la cuba que acaba de comprar.

Los vecinos afirman que se costean el traslado de cubas diarias. El Ayuntamiento asegura que las medidas de abastecimiento comenzaron en la mañana de ayer

La sequía pasa factura cada año a los vecinos de Casabermeja. Más de 70 familias de la zona de Buenaventura, a cuatro kilómetros de la localidad, llevan un mes sin agua potable, una situación que les llevó ayer a manifestarse a las puertas del Ayuntamiento para pedir una solución.

Se trata de una de las zonas en las que el desabastecimiento es mayor ya que como los vecinos afirmaron a este periódico "han cortado el agua sin previo aviso y no han llegado cubas desde hace un mes". Pero los habitantes de la zona de Buenaventura ya están acostumbrados a que esto ocurra. "Desde que comenzaron las construcciones hace ocho años tenemos problemas con el agua y fuimos nosotros mismos los que costeamos la red que llega de la localidad a las casas. Después, se la cedimos a la empresa municipal y ahora nos vemos así", explicó Miguel Campoy, uno de los residentes afectados.

Esta situación llevó ayer hasta las puertas del Ayuntamiento de Casabermeja a más de una treintena de vecinos de la zona para pedir una solución. "Nos reunimos el pasado miércoles con el concejal de Aguas y nos prometió que las cubas llegarían esa misma noche, 48 horas después nada ha cambiado", dijo otro de los manifestantes.

Versión municipal. Por su parte, el concejal responsable de este área en el Consistorio local, Antonio Valeroso, aseguró que desde la mañana de ayer se han llevado cubas hasta el depósito que abastece directamente a esta zona, ya que al tratarse de un enclave rural alto es más difícil llevar el agua. Además, el edil señaló que los afectados en esta área de la localidad rondan las 20 familias y que el incremento del número de hogares en los últimos años ha hecho que la red actual se quede pequeña, por lo que aumentan las dificultades con la presión del agua para que ésta suba.

Conscientes de que el problema con este bien de primera necesidad se agrava cada verano los vecinos intentan ser previsores. "En ocasiones hemos tenido reservas para tres meses, pero con los meses de calor llegan las piscinas y las familias que tienen aquí su segunda residencia, por lo que el consumo se dispara y al final te ves comprando cubas y racionando el agua con la que cuentas y necesitas para tu hogar", detalló Campoy. "En los últimos tres años podemos recordar cortes de hasta quince días pero un mes ya es excesivo", finalizó otro de los vecinos afectados.

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine