Municipal

El alcalde de Cortes dejará a la oposición sin gratificación por asistencia a pleno

Granero cede ante la presión social y revocará la propuesta de su compañero Manuel Carrasco de aumentarse el sueldo un 300 por ciento

07.06.2013 | 05:00
Imagen de la concentración del pasado 29 de mayo.
Imagen de la concentración del pasado 29 de mayo.

Antonio Granero dejará a la oposición sin gratificaciones. El alcalde de Cortes de la Frontera no cobrará finalmente 2.500 euros mensuales con carácter retroactivo, tal y como aprobó la corporación municipal a propuesta de Manuel Carrasco, uno de sus socios en el equipo de gobierno, en un pleno celebrado el pasado día 24.

La medida despertó una oleada de reacciones contrarias en este municipio de algo más de 3.500 habitantes, destacando la convocatoria de dos concentraciones ciudadanas a las puertas del Consistorio en las que se pidió la dimisión del regidor.

La oposición, que integran cuatro ediles del PSOE y Sonia Ocaña, que pertenece al grupo no adscrito, apoyó las reivindicaciones de buena parte de la sociedad de Cortes de la Frontera, a cuyos trabajadores municipales el Ayuntamiento adeuda las tres últimas nóminas.

Granero confirmó ayer a La Opinión de Málaga que «la propuesta que realizó Manuel Carrasco se extingue», por lo que seguirá percibiendo del Consistorio «900 euros mensuales», en concepto de «asistencia a los órganos colegiados».

Esta nueva propuesta será sometida a votación en un nuevo pleno, convocado para el 13 de junio y en el que el regidor –que se encuentra pendiente de un expediente de expulsión del Partido Andalucista– presentará una propuesta para que «los concejales que no ostentan ninguna delegación no reciban asignación alguna».

Esto es, que los cuatro integrantes del grupo municipal socialista y Sonia Ocaña, que abandonó en marzo de 2012 las siglas de Izquierda Unida, no percibirían los 123 euros mensuales por asistencia a pleno, como sucede desde el inicio de la legislatura.

Granero argumentó esta decisión manifestando que «ese dinero, que ascendería a 14.760 euros hasta el final de la legislatura, se invertirá en dar trabajo a las personas del pueblo».

El PSOE, sin embargo, observa la situación desde un prisma diferente. «La propuesta atiende a represalias después de que hayamos pedido su dimisión», afirmó Antonio Ruiz, portavoz municipal de los socialistas cortesanos.

«Nos da igual y seguiremos ejerciendo nuestra labor desde la oposición de la misma manera que hasta ahora; 123 euros no nos van a sacar de pobres», indicó Ruiz.

El alcalde, por su parte, denunció que está sufriendo «acoso personal por parte de la oposición y de algunos colectivos vecinales, que están llevando a cabo un linchamiento hacia mi persona». El último ejemplo fue, según Antonio Granero, «una encerrona en un directo con una televisión nacional, con la que consiguieron echarnos a la gente encima», concluyó.

@MGuerreroYuste

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine