Agricultura

Ecologistas piden ayuda contra la plaga en chumberas en Ronda

La Junta de Andalucía desarrolla desde 2012 el control de la cochinilla del carmín

29.07.2015 | 10:36
Imagen de chumberas afectadas en Ronda.

­La cochinilla del carmín lleva diezmando las chumberas desde que apareciera la plaga en Murcia en el año 2007. Desde 2012, este insecto llegó a la provincia de Málaga afectando principalmente a las zonas rurales de Estepona y Ronda.

Hace unas semanas apareció su huella en el casco urbano de la ciudad del Tajo, según informan Ecologistas en Acción Silvema Serranía de Ronda en un comunicado, solicitando la actuación coordinada de la Junta de Andalucía, la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento.

Los ecologistas lamentan la propagación de la plaga, que hace poco tan sólo afectaba a los municipios como Gaucín y Benarrabá. Sin embargo, desde hace unas semanas aseguran que han observado los destrozos sobre las chumberas del casco urbano de Ronda.

«Pensábamos ingenuamente que esta plaga no llegaría a Ronda dadas sus especiales condiciones, pero las imágenes observadas en los últimas semanas en las Cornisas del Tajo frente al mirador del Convento de Santo Domingo y junto a los Jardines de Cuenca nos demuestran tristemente que ya está aquí», señalan en el comunicado.

Por su parte, la administración andaluza lleva a cabo, desde la aparición de la plaga en la provincia los métodos recomendados y permitidos para el control de la cochinilla del carmín. «Lo principal es el equilibrio medioambiental», destacan fuentes de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Fuentes regionales señalan que no pueden ser utilizados insecticidas ni productos fitosanitarios para el control del insecto. Por ello, la consejería procede, en las zonas infectadas, al lavado con presión y elemento jabonoso, así como a la eliminación de las zonas afectadas.
Del mismo modo, la Junta repone aquellas plantas que han tenido que ser eliminadas.

De la cochinilla del carmín se extrae desde hace siglos «un potente tinte o colorante natural de color rojo intenso y de uso muy extendido hasta la llegada de los tintes artificiales».

Este insecto, que es totalmente inofensivo para el ser humano, se alimenta de la sabia de la planta a la que poco a poco va debilitando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine