Economía

La Diputación invierte 2,5 millones en las carreteras del Caminito del Rey

Con las actuaciones se quiere garantizar la seguridad de los conductores que accedan al enclave turístico, por donde mañana pasará la Vuelta

22.08.2015 | 13:16
El presidente de la Diputación con los alcaldes de Álora y Ardales.

­La Diputación de Málaga invirtió 2,5 millones de euros en arreglar y mejorar el estado de las carreteras del entorno del Caminito del Rey en los últimos meses.

Estas actuaciones abogan por la seguridad de los conductores que se desplacen cada día a este enclave turístico, que registró hasta septiembre alrededor de 165.000 reservas, y que dará la bienvenida este domingo al pelotón de la segunda etapa de La Vuelta Ciclista 2015.

Así lo explicó ayer viernes el presidente provincial, Elías Bendodo, que, acompañado del diputado de Fomento, Francisco Oblaré; de la alcaldesa de Ardales, María del Mar González, y del regidor de Álora, José Sánchez, visitó el resultado de estas nuevas actuaciones sujetas a los Planes de Carreteras 2014 y 2015, y que garantizará el «éxito» del paso de La Vuelta por el entorno del Caminito del Rey.

El presidente de la Diputación puso de manifiesto «la ardua labor» del equipo de gobierno en la puesta a punto y rehabilitación de una de las zonas turísticas más concurridas de la provincia, y recordó que las obras del Caminito y su entorno están adscritas al Plan Especial del Caminito del Rey, previsto para su aprobación por la Junta de Andalucía y que prevé proyectos por valor de 11 millones de euros.

Por su parte, el alcalde de Álora destacó la importancia de estas actuaciones en el desarrollo turístico de la zona. La primera fase supuso una inversión por parte de la Diputación de Málaga que roza los cinco millones de euros.

Las obras afectan a las carreteras de Ardales a El Chorro, y la subida a las ruinas de Bobastro, en distintos puntos kilométricos. La regidora de Ardales explicó que las actuaciones que atañen a la primera de ellas han consistido en la ampliación del ancho, puesto que sus cuatro metros originales eran insuficientes para el tránsito normal de vehículos, presentándose realmente peligrosa el cruce entre turismos y autobuses turísticos.

Ante estas dificultades que afectaban a la seguridad de los conductores, la obra de ampliación de la calzada, con una inversión de dos millones de euros, consiste en su ensanche a seis metros, mejorando notablemente su capacidad y ayudando a la prevención de accidentes por la falta de visibilidad en las curvas más peligrosas de la carretera.

La ampliación se completó con instalación de nuevas señales y quitamiedos de madera y metal, respetando así el entorno paisajístico, precisaron.

Refuerzo del firme

Asimismo, también se ha procedido al refuerzo del firme de la misma carretera, con un presupuesto de 327.200 euros, ya que se encontraba envejecido y en mal estado.

Con el extendido de una capa de ocho centímetros de espesor de hormigón asfáltico en caliente y una nueva señalización en los bordes de la calzada, queda garantizada la seguridad vial a los usuarios en su trayecto hasta el Caminito del Rey.

Por último, las últimas actuaciones de la primera fase de este plan han consistido en el acondicionamiento de la carretera de subida a las ruinas de Bobastro, cuyo firme también se encontraba deteriorado. Con una inversión de 60.489 euros, se ha reforzado el asfalto, obra necesaria para la acogida de la segunda etapa de La Vuelta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine