Libros

Literatura con acento LGTB

La editorial antequerna La Calle nació hace casi un año y medio convirtiéndose en la primera editorial de Andalucía destinada a los libros cuyos protagonista son gays, lesbianas, bisexuales o transexuales

13.10.2015 | 05:00
La literatura LGTB intenta hacerse hueco en una industria afectada por la crisis en los últimos años.

Historias contadas bajo la bandera del orgullo

  • La editorial La Calle ofrece al público una gran diversidad de literatura LGTB bajo la bandera del orgullo. Cuenta con el ensayo Identidad, que aborda la represión homosexual durante el franquismo, aunque comienza desde sus orígenes, cuando personajes como Sir Alexander Morrison, en 1825, contemplaba la homosexualidad como un desequilibrio mental parcial. Al catálogo se suma la historia de un adolescente que sale del armario y narra su sufrimiento interior: Riku desde los infiernos. En su catálogo de obras destacan novelas de amor homosexual, novela negra con relaciones gays o la biografía de la presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía, Mar Cambrollé. Uno de los libros más rompedores es PiraTrans, un cuento que pretende promover desde la infancia la diversidad sexogenérica. Su protagonista es un pirata transexual, que bajo el lema «Tengo lo que hay que tener» invita a seguirlo en su aventura y presenta su identidad. La obra está acompañada por una guía didáctica que permite poner en práctica el trasfondo del libro y asentar la mentalidad.

Pretenden ayudar a la normalización de opciones sexuales y de la diversidad sexogenérica a través de la palabra escrita.

La literatura multicolor se encuentra escondida en los pasillos más angostos y en los estantes ocultos de las librerías españolas con ansias de ser descubierta por aquellos para los que pasa desapercibida. Pretende apartar el tabú en la industria del cine o en los libros best seller para que al final sean igualmente comerciales las millones de historias diferentes que en el mundo pueden llegar a acontecer.

Esas historias en las que los protagonistas no son un hombre y una mujer sino que dejan paso a relaciones lésbicas, con gays como estrellas de la trama o en las que los desafíos de un transexual captan al lector, en una sociedad en la que el modelo de familia tradicional aún sigue sembrando la polémica entre los sectores más conservadores.

Con el objetivo de reivindicar un espacio a través de los libros, con personajes que muestren otras identidades y orientaciones sexuales para dar luz a un colectivo que ha quedado históricamente relegado a un segundo plano, nació hace casi un año y medio la primera editorial de Andalucía LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), convirtiéndose, asimismo, en la única a nivel regional con servicio de autoedición.
La idea de esta novedosa editorial, con sede en Antequera, nace de los propios trabajadores del Grupo IC, al que pertenece, quienes detectaron la necesidad de llenar con este tipo de literatura un hueco en el mercado.

«La intención es, en la medida de las posibilidades, abrirse al mundo para ofrecer una literatura que escasea en las librerías, aunque también seguir luchando por la normalización de la homosexualidad y la transexualidad», subraya su directora, Inmaculada Pavía.

La literatura LGTB tuvo su edad de oro en los años 90, según expone Pavía: «Con el fin a una época de ocultismo y represión, la literatura LGTB supuso una vía de escape y de apertura a un nuevo mundo», aunque matiza que casi todos los libros vienen de fuera de nuestras fronteras. No obstante, apunta que en España cada vez aparecen más autores LGTB y lectores que reclaman estas letras.

El sector editorial está sumergido en la crisis, pero es obvio, como apunta la directora de La Calle, que la literatura LGTB, al ser minoritaria, tiene más dificultades. Sin embargo, esta editorial, con sello antequerano, está teniendo aceptación desde el minuto uno.

Tiene que lidiar no sólo con la crisis sino también con el pirateo que afecta a sus ventas. A pesar de ello, desde la editorial, en la que trabajan unas 100 personas, buscan siempre el lado positivo de las cosas e insisten en que el pirateo «siempre ayuda en la labor de normalizar este tipo de literatura y de vida».

La editorial La Calle cuenta con una quincena de libros de gran diversidad tanto de géneros literarios, argumentos, tipología de los personajes como de autores, para los que se convierte en todo un escaparate.

La internacionalización del Grupo IC permite que estos libros viajen por toda España cruzando el charco para darse a conocer por América Latina.

El consumo de este tipo de literatura destaca en ciudades como Barcelona y Madrid, como referentes para el ocio y el turismo gay. Así, la editorial La Calle está abriendo mercado por Andalucía, sobre todo, por el marcado carácter andaluz de sus escritores.

Los libros de esta editorial han dado que hablar. Su directora recuerda el debate surgido a raíz de la publicación de Hoy quiero confesar... que mi marido es el Rey, cuando «comenzó a hablarse de la posibilidad de que una monarquía en España la formara una pareja homosexual».

En definitiva el objetivo de esta pequeña editorial es ayudar a la normalización de opciones sexuales y de la diversidad sexogenérica a través de la literatura LGTB, siempre teniendo presente y por bandera que las mejores historias están en La Calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine