Sanidad

El chare del Guadalhorce estará listo para su entrada en funcionamiento el próximo abril

La Diputación iniciará en enero la construcción del acceso al hospital, para el que pide personal de nueva contratación

01.12.2015 | 09:49
De la Torre, Moreno, Bendodo y García Urbano, en el Fórum Nueva Economía.

"Podemos pactar con todos, incluido el PSOE"

  • El líder del PP en Málaga no quiso limitar ayer las posibilidades de alianza postelectoral de su partido a Ciudadanos, formación que es la única con la que han llegado acuerdos de gobierno en municipios como Andalucía. Elías Bendodo no descarta otras uniones e insiste en que su organización tiene capacidad para pactar «con todos», incluido el PSOE. Aunque, eso sí, sin tentativas de cortejo previas ni paños calientes. Al menos, por su parte, y en lo que se refiere a los socialistas, a los que ve sin demasiada claridad interna. El mandatario popular está convencido de que una eventual derrota de Pedro Sánchez significaría de inmediato la entrada en escena de Susana Díaz, a quien cree menos pendiente de Andalucía que de Madrid. «La duda es si el 21 diciembre coge el AVE a las 7.10 o a las 9.40», puntualizó.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, anunció ayer que las obras de la carretera de acceso al chare de Cártama se iniciarán el próximo enero y estarán concluidas en abril, por lo que el centro, construido en Cártama, no podrá finalmente abrir sus puertas hasta, como mínimo, dos meses más tarde de la última fecha prevista por la Junta, que acumula retrasos de varios ejercicios con la edificación.

El mandatario del PP, que fue el protagonista del Fórum Nueva Economía. Tribuna Andalucía, puso a la infraestructura como ejemplo del compromiso de la institución provincial, que sin tener responsabilidad directa en el proyecto, ha decidido dar un paso al frente y asumir la carga del Ayuntamiento para agilizar los plazos y garantizar la apertura del hospital.

Bendodo dijo que ahora espera que la Junta cumpla con lo que le corresponde y, en lugar de trasladar a personal sanitario de otras instalaciones, con la subsiguiente merma de la calidad en la asistencia, dote al Chare de profesionales suficientes de nueva contratación. Además de referirse al centro, el líder de los populares aprovechó la comparecencia para informar sobre otros proyectos pendientes de ejecución: la conexión hidráulica entre las cuencas de la provincia, que se llevará a cabo, precisó, en dos años, o la ansiada prolongación de la línea de Cercanías hasta Marbella y Estepona, que Bendodo quiere convertir en la nueva prioridad y dejar lista antes de 2025.

Arropado por el presidente del PP en Andalucía, Juanma Moreno, el responsable de la institución también aludió al empleo y se propuso una meta enjaezada ya de partida con todos los atributos que revisten al discurso de campaña: la creación, en la próxima legislatura, de 80.000 puestos de trabajo en la provincia.

Para Bendodo, la lucha contra el desempleo, cuya tasa confía en ayudar a reducir a los niveles de hace más de una década, cuando la cifra apenas se levantaba por encima del diez por ciento, se tiene que articular necesariamente en torno a las principales fortalezas de la provincia, entre las que citó al turismo, la agricultura, la construcción y la industria. En este sentido, abogó por relanzar propuestas como la construcción del aeropuerto de mercancías de La Axarquía, la central logística de Antequera, o la Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre, donde se vaticina la creación de 25.000 empleos directos.

El líder de los populares se mostró convencido de la capacidad de Málaga para recuperar su pujanza industrial y ejercer de locomotora del progreso en Andalucía. También en campos como la gastronomía o la agricultura, que se abren, con sus variedades autóctonas y su nutrida despensa, a un mercado potencial formado no únicamente por los residentes habituales, sino por los más de 10 millones de turistas que visitan anualmente la Costa del Sol y el conjunto de la provincia.

En un tono ya deliberadamente más político, y en respuesta a posteriores preguntas, Bendodo la emprendió contra la Junta a propósito de dos asuntos de actualidad: la falta de soluciones para las escuelas de hostelería y el PGOU de Marbella, cuya retirada, abundó, ha provocado un parón en plena recuperación económica. El presidente de la Diputación es partidario de atajar con rapidez el problema y superar el enredo urbanístico, que, a su juicio, supone una estocada para la atracción de capital. «Hay un triángulo perverso que en Andalucía espanta las inversiones foráneas: la excesiva presión fiscal, la dispersidad e hiperactividad burocrática y la inseguridad jurídica», resaltó.

Contra Ciudadanos. La intervención de Bendodo estuvo precedida por una presentación a cargo de Juanma Moreno, quien, además de elogiar a su compañero de formación, centró su discurso, ya sin tapujos, en las críticas a Ciudadanos, partido al que acusó de complotarse con la Junta y actuar como un auténtico «rodillo» contra todo lo que suene a cambio y a diversidad –tanto el PSOE como el partido de Juan Marín se han opuesto en bloque a las más de seiscientas enmiendas a los presupuestos andaluces presentadas por el PP–. El líder de los populares también expresó su rechazo a la idea del equipo de Albert Rivera de suprimir el Senado y las diputaciones provinciales. «Demuestran un enorme desconocimiento de la arquitectura institucional del país», sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine