Agricultura

Asaja critica la tardanza de la Junta en publicar las ayudas para iniciar un negocio agrario

La organización afirma que se obstaculiza el «relevo generacional» en el campo tras haberse registrado un récord de peticiones

14.01.2016 | 14:21
El relevo generacional es uno de los grandes retos a los que se enfrenta el campo.

De 30.000 a 70.000 euros

  • La cuantía de la ayuda, con un máximo de 70.000 euros y un mínimo de 30.000 para las resoluciones favorables, consiste en una prima por instalación en función de la creación o mantenimiento de empleo y la dimensión del plan empresarial. El candidato debe haber llevado a cabo diferentes acciones encaminadas a crear una empresa agraria durante los 12 meses anteriores a la solicitud de la ayuda.

­La asociación Asaja Málaga reprochó ayer a la Junta de Andalucía que todavía no haya publicado las resoluciones de las ayudas para jóvenes que quieren instalarse como nuevos empresarios en el campo, financiadas en su mayoría con fondos europeos y a las que optan un total de 155 jóvenes de la provincia con planes para montar una empresa en el ámbito agrícola o ganadero. Asaja recordó que la convocatoria de las ayudas a la primera instalación agraria para personas de 18 a 40 años de edad se publicó el pasado septiembre, acumulando varios meses de retraso sobre el calendario inicialmente previsto, y lamentó que la Consejería de Agricultura, que las gestiona y paga el 5% del montante total, haya incumplido ahora además su promesa de tener publicada la lista de admitidos antes de cierre de 2015, lo que mantiene a estos emprendedores «atados de pies y manos, sin saber si podrán acometer su plan empresarial».

Se da la circunstancia de que la convocatoria de 2015, tras un 2014 en el que la Junta no ofertó esas ayudas, ha sido especialmente exitosa, recibiendo un «aluvión» de solicitudes en relación a ejercicios anteriores donde apenas se contabilizaban una decena al año en Málaga, según explicó el técnico de Asaja Luis Méndez. El motivo es sobre todo el cambio en las bases introducido por Europa. Hasta ahora, las ayudas se concedían a los solicitantes que acreditaran unas inversiones previas sobre el negocio, algo que disuadía a la mayoría ante la necesidad de tener que recurrir a préstamos bancarios. Ahora, en cambio la convocatoria no exige estas inversiones, tan sólo que el aspirante haya presentado un plan de negocio y que se comprometa a mantener la actividad en la explotación un mínimo de cinco años.

Esta modificación, incluida en los Programas de Desarrollo Rural (PDR) 2015-2020 aplicables por cada autonomía, responde a la necesidad de impulsar un relevo generacional en el campo, donde el 50% de los agricultores y ganaderos tiene más de 60 años. Según Méndez, el perfil de los solicitantes de estas ayudas en Málaga es sobre todo el de jóvenes que se plantean continuar con la explotación de sus padres, a la vista de que el panorama laboral no ofrece demasiadas oportunidades. El olivar, los subtropicales y las actividades ganaderas son las actividades más frecuentes.

«Hay personas del ámbito rural que hace unos años trabajaban en la construcción y que están paradas. Por eso se plantean ahora seguir con la actividad familiar, pero para ello necesitan estas ayudas con las que realizar modernizaciones y comprar maquinaria», explicó el técnico, que afirma estar recibiendo muchas llamadas en estos días de solicitantes que preguntan por la fecha en que se publicará la resolución.

«Asaja lamenta la manera en que la Junta trata a los jóvenes con vocación empresarial agraria. Europa ha concedido unas ayudas para fomentar el tan necesario relevo generacional en el campo, unas ayudas que gestiona la Consejería de Agricultura y cuyas resoluciones aún están en el limbo a pesar que hubo un compromiso formal de que se conocerían los resultados definitivos antes de que finalizara 2015», reiteró este colectivo. Especialmente perjudicados se han visto los jóvenes ganaderos, que tenían que haber modificado sus códigos de explotación antes del 1 de enero. No han podido hacerlo sin antes saber si podrán contar con esas ayudas europeas.

Andalucía cuenta de inicio con un presupuesto de 20 millones de euros para estas ayudas y ha recibido 2.900 peticiones. Teniendo en cuenta que el importe por beneficiario oscila entre los 30.000 y los 70.000 euros, Asaja también reclama al Gobierno andaluz una ampliación de las partidas, ya que de otro modo serán muchas solicitudes las que quedarán descartadas por falta de fondos.

Méndez apuntó que las ayudas articuladas por la Junta en 2015 ya nacieron envueltas en un sinfín de incidencias. «Hubo borradores de borradores. Hasta seis hicieron falta antes de que la orden definitiva viera la luz, con un plazo escueto para su tramitación, que finalizó en septiembre. Entonces la Junta aseguró que en un máximo de tres meses publicaría los resultados. No ha cumplido», afirmó.

Asaja también destacó que en diciembre organizó una jornada para animar a los jóvenes a invertir en el campo, por lo que lamentó aún más la parálisis de las ayudas. «Es urgente conocer el listado de los beneficiarios y la cuantía económica para comenzar a rodar. El campo necesita este empujón para rejuvenecerse y modernizarse. A las autoridades se les llena la boca con este discurso, pero la realidad es bien distinta», dijo.

Fuentes de la Consejería de Agricultura, por su parte, comentaron a este periódico que «se está ultimando el proceso y en breve se hará pública la resolución de las ayudas» pero sin precisar plazos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine