Vigilancia en el campo

El subdelegado se compromete a intensificar la vigilancia en el campo

Miguel Briones, se ha reunido con los representantes de Aprema, quienes le han trasladado sus reivindicaciones

29.01.2016 | 05:00

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, se ha reunido este jueves con los representantes de la Asociación Provincial Regantes de Málaga (Aprema) y de varias comunidades de regantes del Guadalhorce, quienes le han trasladado sus reivindicaciones y han solicitado su apoyo.

Briones se ha comprometido, dentro de las competencias en este ámbito, a intensificar la vigilancia en el campo para evitar el robo de producción y material agrícola y a impulsar la coordinación entre las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad en la zona, han informado desde la Subdelegación.

Según han precisado en un comunicado, los regantes, por su lado, animarán a los afectados a organizarse internamente para contribuir también a la protección de los riegos mediante la seguridad privada, en colaboración con la Guardia Civil, también presente en la reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno en Málaga.

Se considera importante, por ambas partes, fomentar la denuncia de los robos o daños sufridos, y el subdelegado ha anunciado que trasladará personalmente a los alcaldes de los ayuntamientos que corresponda "la necesidad de que sus respectivas policías locales intensifiquen la labor de vigilancia en los mercadillos para evitar la venta de productos robados".

El presidente de Aprema, Francisco Díaz, y el secretario de la asociación, Juan Antonio Aguilar, han pedido también a Briones que inste a la Junta de Andalucía a finalizar la construcción de las balsas de riego del Guadalhorce, ya que se trata de una obra de interés general financiada con Fondos Europeos y ejecutada en un 90 por ciento por la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias SA, dependiente del Gobierno.

Asimismo, Aguilar ha explicado que los regantes no pueden acceder en ocasiones a fincas privadas con infraestructuras públicas de riego, "ni podemos denunciar ante la Guardia Civil los daños o averías que sufren las acequias, porque no tenemos documentación sobre el patrimonio que supuestamente la Junta nos cedió y nos corresponde, ni las obras que se han recepcionado, algo que llevamos años reclamando y que todas las comunidades de regantes precisan, pues la Junta dice que es nuestro, pero sin papeles".

A la reunión han asistido, además de los representantes de Aprema –que engloba a una veintena de comunidades de regantes de unas 5.000 hectáreas del Valle del Guadalhorce–, los responsables de Vega Riarán, Dehesa Alta, Las Cabrerizas, El Barullo y Acequias del Guadalhorce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine