Política

IU apoyará al PP en Pizarra y desoye a su dirección provincial, contraria al pacto

José Antonio Castro insiste en la falta de sentido ideológico de investir a un alcalde popular

05.03.2016 | 05:00
José Antonio Castro estará hoy en Pizarra para intentar provocar un giro de última hora.

­Ana Berlanga, todavía alcaldesa de Pizarra, acuciada por una moción de censura impulsada por el PP e IU, dejará la alcaldía después del pleno que se celebrará hoy en el Ayuntamiento de Pizarra. El actual portavoz del PP, Félix Lozano, será el próximo alcalde con dos votos a favor y una abstención. Esta será la simetría de voto aplicada esta mañana y que ayer ya adelantó el portavoz de la formación de izquierdas, Zacarías Gómez, en declaraciones a este periódico. Una decisión que se topa con el rechazo frontal de la dirección provincial de IU, que se negó hasta última hora a la posibilidad de que su agrupación local pase a conformar un gobierno municipal con el PP. «El paso que quieren dar en Pizarra no está para nada en la línea de los esfuerzos que llevamos acometiendo en los últimos tiempos», señaló el coordinador de IU en Málaga, José Antonio Castro, en este sentido.

Después de semanas de intensa negociación, con varias asambleas celebradas, Castro insistió en las graves consecuencias que podría acarrear para la imagen de IU el hecho de llevar al PP a hacerse con una alcaldía e, incluso, conformar un gobierno con los populares.

Una decisión justificada por Gómez, y que ahora se encuentra en la tesitura de haber optado por desobedecer la masa directriz interna, que considera como antinatura cualquier pacto que sirva para apoyar al PP, ya sea de forma activa o pasiva. A pesar de todas las reticencias, Castro quiso subrayar también el carácter asambleario de su partido en la toma de decisiones y remarcó la autonomía última de cada agrupación local para retirar u otorgar apoyos. En todo caso, el propio Castro se desplazará hoy a Pizarra para instar a Gómez a aceptar la oferta hecha la semana pasada por el PSOE y forzar un giro inesperado de última hora. Los socialistas le abrieron las puertas a entrar en el gobierno municipal retirando, también, el veto inicial hacia su persona. «Reconociendo las muchas cosas que ha hecho mal el PSOE en Pizarra, ni la dirección provincial ni la dirección andaluza podemos entender que se lleve al PP a una alcaldía», insistió Castro. Por su parte, el PSOE también criticó este movimiento aludiendo que se «trata de un pacto de intereses» e insisten en que su partido «siempre ha mostrado mano tendida a Izquierda Unida». A pesar de ello, apuntan directamente a Gómez como el principal culpable de que finalmente prospere la moción de censura y aluden a su «cerrazón» y a «las graves acusaciones y calumnias vertidas sobre la gestión del equipo de gobierno». El secretario de Organización del PSOE en Málaga, Cristóbal Fernández, reprochó a la formación de izquierdas que «prefiera gobernar en Pizarra con la derecha en lugar de hacerlo en una coalición de izquierdas».

Gómez, por su parte, admitió que «quizá no sea la mejor decisión para Izquierda Unida, pero sí es la mejor decisión para el futuro de Pizarra».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine