Embalses

Antequera y la Axarquía reclaman más infraestructuras ante la sequía

Alcaldes y comunidades de regantes proponen trasvases y nuevas captaciones para paliar los efectos de la falta de lluvias durante los dos últimos años

18.07.2016 | 05:00
Cientos de familias de las comarcas antequerana y axárquica ya sufren restricciones.

Campos: "No todo el campo puede ser de regadío"

  • ­ El presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía y alcalde de Iznate, Gregorio Campos, ha hecho un llamamiento al sector agrícola de la comarca oriental, acerca de las peticiones de trasvases de otras cuencas que se han planteado durante el último año. «Yo mismo soy agricultor, de manera que conozco bien el problema que padecemos ciertos municipios a los que no llega el agua del pantano de la Viñuela por la cota. Pero tenemos que reconocer que no todo el campo puede ser de regadío». Responde así a la petición de las agrupaciones agrarias comarcales y provinciales, cuando plantean la necesidad de buscar medidas que permitan al subtropical aumentar su superficie en la zona oriental y de esa manera, a medio plazo, duplicar la facturación global de variedades como el aguacate y el mango –para pasar de 100 a 200 millones de euros, con 10.000 nuevos puestos de trabajo–. «Es verdad que si viene otro año idéntico, con falta de lluvias, habrá motivos para estar preocupados. Pero de momento el embalse está por encima del 40% y hay que hacer un llamamiento a la calma. Así lo ha destacado la Junta.». Campos recuerda que además en materia de regadío dentro de pocas semanas se va a empezar a abastecer, con las nuevas infraestructuras, al colectivo de regantes de la margen derecha del río Vélez, mediante las mejoras realizadas con el llamado Plan Guaro. «Vamos a proporcionarles en breve 12.000 metros cúbicos procedentes del agua reciclada de la depuradora de Vélez Málaga, que vierte al mar casi 20.000 metros cúbicos. La calidad de este suministro está más que contrastada, tal y como han certificado los técnicos de Axaragua», expresa. Para el presidente del ente comarcal, otro asunto bien distinto, al hablar de depuradoras, lo constituye Nerja: «A falta de que pueda estar lista la depuradora, quizás añadamos un barco quitanatas adicional».

Localidades de ambas comarcas padecen cortes en el suministro desde hace unas semanas.

­Las lluvias del año hidrológico en la provincia de Málaga se concentraron en septiembre y mayo y no fueron suficientes para recuperar los niveles de hace dos temporadas en multitud de ríos y arroyos. El verano, con sus altas temperaturas, ya ha empezado a generar los tan temidos cortes tanto en localidades de la comarca de Antequera como en la Axarquía. Fuente de Piedra, Humilladero, Arenas, Colmenar o Sayalonga son algunos de los nombres propios del mapa de la sequía.

Ni siquiera las mejoras puntuales en determinados enclaves han sido suficientes para no evitar estas restricciones en el suministro de agua. No obstante, aunque alcaldes y colectivos de regantes insisten en que son necesarios trasvases que garanticen el abastecimiento de manera definitiva, es cierto que muchos de los afectados confían en un cambio de ciclo que permita que el próximo invierno sea más lluvioso.

Mientras llegan esas precipitaciones, el PSOE avanzaba el pasado jueves que pedirá en la Diputación el inicio de los trámites para solicitar a la Junta un posible trasvase de agua desde el embalse de Iznájar a la comarca antequerana. El alcalde de Fuente de Piedra, el socialista Francisco Hidalgo, expresa que en su localidad hay actualmente dificultades para atender el abastecimiento. «Pero la medida del trasvase requiere una serie de permisos y no solventará nuestro déficit a corto plazo. Por eso vamos a hacer unas pruebas el lunes 25 para intentar que los pozos que tenemos puedan resolvernos el problema a corto plazo», relata.

«De momento los vecinos están satisfechos por las medidas que hemos tomado, de manera que les garantizamos el agua para beber y tienen también suministro para las tareas domésticas», apunta. Humilladero, por su parte, facilita a la ciudadanía el llenado de las piscinas «utilizando el manantial salado existente».

Pero si en Fuente de Piedra no hay agua potable por la salinidad de los pozos y se abastece a la población con camiones cisterna los martes y viernes, en este otro municipio ya no hubo que recurrir a las cisternas el pasado año y tampoco está previsto que sean necesarias este verano, como indican fuentes municipales.

En la propia comarca antequerana, tanto Teba como Campillos también han limitado el uso de agua para llenar piscinas o regar los huertos. Esa misma medida está sobre la mesa en la localidad axárquica de Arenas. Su regidor, Manuel Ríos (PP), apunta que dos días en semana se corta el abastecimiento a los 600 inmuebles diseminados del pueblo: «Los recursos hídricos son limitados y no podemos arriesgarnos a quedarnos sin suministro».

Arenas ya temió lo peor recientemente, tras registrarse cinco averías simultáneas: «Las altas temperaturas generaron dilataciones y algunas tuberías hubo que reponerlas de inmediato para evitar que no hubiese agua en las viviendas», agrega.

En Colmenar, concretamente en una de sus pedanías, varias decenas de familias también padecen restricciones. Desde hace unos días reciben el agua potable en camiones cuba, a raíz de que los pozos de la zona de Solano presentan excesivos niveles de sal.

En Torrox, el Ayuntamiento plantea la posibilidad de que los excesos del caudal de abastecimiento puedan nutrir a las agrupaciones de regantes, para paliar la falta puntual de suministro. Y en Sayalonga, también en la Axarquía, el Consistorio ha desdoblado la red entre Canillas de Albaida y Corumbela, «y está por ahora dando resultado», relata el regidor, Antonio Jesús Pérez. Tradicionalmente esta localidad ha sufrido periódicos cortes nocturnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine