Agricultura

'Huevo de toro' en Reino Unido

Jose Torres, ingeniero multidisciplinar industrial en Bristol y estudiante de dirección tecnológica en la universidad de Cardiff, ha hecho posible la recolecta de tomates de tipo Huevo de Toro en Reino Unido

10.08.2016 | 21:11
Jose Torres en el huerto junto a sus tomates Huevo de Toro.

Los mimos y el esfuerzo han sido la clave para poder llevar este producto originario de su pueblo, Coín, al país en el que ahora reside

El tomate es uno de las productos más importante de la gastronomía malagueña. Por ello Jose Torres, un malagueño que reside en Cardiff desde el año 2012, decidió llevar una pizca de su pueblo, Coín, al país en el que reside ahora: Reino Unido.

Torres es el primero en conseguir cosechar los tomates orgánicos de la variedad Huevo de Toro en el país británico. Una año y medio es el tiempo que este coineño le ha dedicado a esta tarea. Un tiempo de dedicación constante debido al cariño que le procesa a este producto, «en la zona de Coín le tenemos especial cariño porque tiene un sabor muy especial que está muy por encima de otros tomates».

Torres trabaja como ingeniero multidisciplinar industrial en Bristol y estudia dirección tecnológica en la universidad de Cardiff pero, en sus ratos libres, se dedica por entero a sus tomates. Estos se encuentran en un huerto vecinal en la Reserva Natural Howardian, un lugar en el que las nacionalidades son tan variadas como el número de especies de plantas.

Han sido dos los motivos por los que este ingeniero se ha dedicado a la plantación de este tipo de tomate, «por un lado ha sido un reto personal. No sabía si este tomate podía ser adaptable a otros climas y más el de aquí. El segundo motivo es para promocionar este tomate. Un tomate que no es muy comercial pero, sin duda, es una bendición de nuestra cocina malagueña».

Los preparativos fueron numerosos, «el año anterior pasé todo el año registrando las temperaturas para saber exactamente el momento óptimo para comenzar la plantación. Por ello, llevé un registro diario para conocer el mejor mes y la posición de la luna», explica, ya que ha querido en cuenta todos los factores para que el crecimiento de los tomates fuera factible.

Finalmente consiguió controlar las temperaturas instalando un pistón de aire comprimido en la ventana que abre o cierra automáticamente el invernadero de cristal dependiendo de la calidez interior.

Jose Torres no puede estar más orgulloso con la cosecha de este año pero ya está pensando en mejoras para el próximo verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine