Limpieza

Antequera intensifica el control de la recogida de excrementos de mascotas

El Ayuntamiento pretende así concienciar a los ciudadanos de lo que supone incumplir la normativa

29.11.2016 | 14:33
El alcalde, Manuel Barón.

Antequera, a través de la Policía Local, pretende intensificar el control en lo referido a la recogida de las deposiciones de mascotas, complementando de esta forma la campaña de concienciación que va a desarrollar el Ayuntamiento durante los próximos tres meses.

«No es de recibo ni vamos a permitir que unos cuantos alteren la convivencia simplemente por comodidad», manifestó el alcalde, Manuel Barón, en la rueda de prensa de presentación de la citada medida, con la que el Consistorio pretende que se reduzcan las «acciones incívicas que están provocando protestas vecinales y que estamos sufriendo todos».

La empresa municipal Aguas del Torcal ha recabado datos sobre las zonas y horarios en que se producen más incidencias de este tipo, que facilitará a la Policía Local para así poder coordinar acciones de vigilancia y limpieza. El regidor resaltó que si se dejara un periodo, por ejemplo, de tres días sin recoger deposiciones en ciertos puntos de la ciudad, los vecinos se darían cuenta del volumen de excrementos que pueden acumularse en algunas calles, donde «saltarían las alarmas».

Por ello, con la campaña puesta en marcha se busca que los ciudadanos de Antequera se conciencien de lo que supone incumplir la ordenanza sobre la tenencia de mascotas. La sanción por no recoger excrementos está fijada en 300 euros, sin posibilidad de rebaja, mientras que la multa por pasear una mascota en el casco urbano sin correa, según la normativa, sería de entre 60 y 500 euros, dependiendo siempre de las circunstancias en las que se produzca la denuncia.

En cada caso, el agente levanta un acta con la que se inicia el proceso sancionador. Tras notificar la denuncia se da un plazo para presentar alegaciones y finalizado éste se vuelve a informar sobre la propuesta de resolución, después de la cual se da un último plazo de alegación antes de que quede elevada al organismo sancionador. «Si no se denuncia, la gente se vuelve más infractora», recalcó el jefe de la Policía Local, Enrique Ruz.

Una vez finalizada la campaña, el Ayuntamiento analizará el número de sanciones y las incidencias recogidas por Aguas del Torcal, para así valorar si es necesario una modificación de la ordenanza, elevando la cuantía de las sanciones, pudiendo esto «compensar» la realización de un análisis de ADN y así conseguir efectuar un mayor control de las mascotas de los infractores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine