Medio Ambiente

Fuente de Piedra volverá a anillar flamencos tras la lluvia in extremis de la primavera

La laguna acoge este año, y tras el paro por sequía de 2016, la crianza de nuevos ejemplares - El registro apunta ya a 8.000 nacimientos

21.06.2017 | 05:00
Fuente de Piedra volverá a anillar flamencos tras la lluvia in extremis de la primavera

Vuelven los flamencos a Fuente de Piedra. Con una consistencia y un volumen que entra dentro de los parámetros considerados como normales y que reconcilia al parque natural con uno de los espectáculos ornitológicos más esperados del año. Las lluvias caídas durante la última primavera, aunque escasas, bastante concentradas, permitirán que se produzca el tradicional anillamiento, que se llevará a cabo el próximo mes de agosto, después de la suspensión obligada del pasado ejercicio, cuando no hubo colonias suficientes como para justificar el inicio de la campaña de identificación.

Según han explicado esta mañana José Luis Ruiz Espejo y Adolfo Moreno, delegados provinciales del Gobierno Andaluz y de la Consejería de Medio Ambiente, respectivamente, las condiciones que presentaba el humedal el pasado mes de marzo, junto al buen estado de las marismas de Gualdaquivir, fuente alternativa de alimento, ha favorecido que las aves se establezcan y arranque su ciclo reproductor, que se ha saldado con el nacimiento de alrededor de 9.000 crías. De todos estos polluelos, serán alrededor de 600 los que continúen por la zona durante la jornada de anillamiento, que se fijará en función de la fecha de nacimiento de los últimos ejemplares.

Siro Pachón, teniente de alcalde de Fuentes de Piedra, ha reseñado la importancia que tiene para la economía local la llegada de los flamencos, cuya anidación supone una gran entrada de ingresos y de turistas hasta finales de verano. La consolidación de las colonias tiene este año además un componente excepcional, ya que la incubación no es compatible con la falta de precipitaciones. La laguna, ahora prácticamente difuminada, contaba en el periodo de aparición de las primeras parejas con alrededor de 38 centímetros de agua. Una acumulación que, pese a su modestia, ha servido para propiciar la gestación, confirmada en los últimos meses con numerosos nacimientos.

De los más de treinta años en los que lleva realizándose el anillamiento, programado por primera vez en 1986, tan sólo seis han sido interrumpidos por falta de crías. La última vez que se frustró la campaña fue en 2016, condicionada por el pobre estado de la laguna y la ausencia de lluvias durante los meses previos. El humedal de Fuente de Piedra es el punto de Europa en el que más ejemplares se reproducen.

El anillamiento, en el que normalmente participan casi 300 voluntarios, ofrece normalmente datos valiosos sobre las costumbres y los movimientos de esta especie. La identificación ha permitido, por ejemplo, saber que del total de ejemplares que este año han llegado a la laguna alrededor del 70 por ciento fueron alumbrados en los mismos parajes de Fuente de Piedra. La reserva, con 15 hectáreas de extensión, ha recibido desde 1986 a 330.000 parejas. El número de crías nacidas junto al humedal se eleva a 194.408. Hasta 2015 habían sido anillados en la zona 17.773. Cifras, todas ellas, que remarcan la singularidad del paraje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine