Suministro de agua

Doce alcaldes de la zona norte exigen el trasvase desde Iznájar

Los máximos representantes de los municipios de la comarca de Antequera firman un manifiesto en el que piden la aceleración de los trámites para la realización de un proyecto que está bloqueado

13.09.2017 | 05:00
Alcaldes y responsables municipales, en la reunión en el Ayuntamiento de Fuente de Piedra.

El problema de abastecimiento de agua que está implantado en los municipios de la comarca de Antequera desde hace meses a causa de la grave sequía está provocando que las luces de alerta sean cada vez más evidentes. Por ello, hasta doce alcaldes de esta zona norte de la provincia de Málaga ratificaron ayer un manifiesto con el que pretenden llamar al entendimiento entre las tres principales administraciones implicadas en el proyecto del trasvase de agua desde el pantano de Iznájar, en Córdoba, hasta la citada comarca malagueña: Gobierno central, Diputación y Junta de Andalucía. De igual forma, solicitan que se aceleren los trámites para que se inicien ya las actuaciones a llevar a cabo.

Así, en una reunión desarrollada en el Ayuntamiento de Fuente de Piedra, los alcaldes de este este municipio, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Villanueva de Algaidas, Archidona, Villanueva de Tapia, Villanueva del Rosario, Villanueva del Trabuco, Humilladero, Mollina, Alameda y Casabermeja firmaron un documento que sigue a la espera de la ratificación del regidor de Antequera, Manuel Barón, que aún no ha podido revisar el mismo.

En este sentido, el munícipe de Fuente de Piedra, Francisco Hidalgo, fue el encargado de promover una reunión con la que pretenden encontrar una «solución definitiva» a los problemas de suministro de agua que vienen arrastrando municipios como el suyo u otros como Archidona o Humilladero. Sin embargo, también hizo hincapié en que «otras localidades también los van a tener en breve».

«Esto no puede estar más tiempo parado», explicó Hidalgo, que destacó que, a pesar de estar representados distintos partidos políticos en los ayuntamientos, todos han ido «en la misma línea». Asimismo, volvió a recalcar una vez más que el trasvase es necesario que se ponga en marcha «a la mayor brevedad».

«Este es un tema que no puede quedarse más en un cajón, por lo que cada administración ha de asumir sus competencias», apuntó el alcalde de Fuente de Piedra. Para tratar el asunto, los representantes de los municipios reunidos ayer también van a solicitar a las tres administraciones una reunión con carácter de urgencia para tratar de desbloquear la situación.

Con la ejecución del trasvase de Iznájar, los municipios que apoyan la iniciativa pretenden que hasta cinco hectómetros cúbicos salgan desde el pantano cordobés hasta la zona norte de la provincia de Málaga. Un proyecto que, para llevarse a cabo, necesitará una inversión aproximada de 50 millones de euros, de los cuales la Junta ya se comprometió a aportar un total de 15.

Sin embargo, el procedimiento se encuentra paralizado por la falta de acuerdo. Así, la Junta de Andalucía sigue exigiendo al Gobierno central que declare las obras de interés general del Estado, ya que sostienen que las mismas son «responsabilidad» del Ejecutivo de la nación, según fuentes de la Junta. Además, la Administración regional cree que la Diputación Provincial de Málaga debe aportar una parte de la inversión.

Por su parte, el PP sostiene que las competencias de la infraestructura a desarrollar son exclusivamente de la Junta de Andalucía, que es la única que puede acceder a fondos europeos que luego puedan ser destinados al abastecimiento de agua, mientras que los que llegan al Estado son para saneamiento y depuración.

Mientras los trámites siguen bloqueados, Fuente de Piedra no cuenta en la actualidad con agua apta para el consumo humano en la red municipal, ya que ésta presenta altos niveles de salinidad. Por ello, el Ayuntamiento está facilitando el suministro de agua a través de camiones cisterna todos los martes y viernes. No obstante, el agua de la red sí se puede usar para distintas tareas domésticas, como la limpieza o la ducha.

Un caso similar es el que afecta a Archidona, donde el agua de la red municipal también ha sido declarada no apta para el consumo humano, ya que existe un exceso en el parámetro de color en el agua distribuida la localidad. A raíz de ello, el Consistorio ha tenido que recurrir de igual forma a camiones cisterna.

Por su parte, en Villanueva del Rosario, el Ayuntamiento está efectuando cortes en el suministro de manera alterna y durante la noche como medida de ahorro. Asimismo, Humilladero tiene existencias limitadas, a pesar de no haber tenido que hacer restricciones en las últimas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine