Internos en Archidona

"Podemos cambiar el nombre, pero nunca la imagen: esto es una cárcel"

Los familiares de los inmigrantes irregulares internados en el Centro Penitenciario Málaga II, situado en Archidona, se agolpan cada día a las puertas de la prisión

26.11.2017 | 13:40
"Podemos cambiar el nombre, pero nunca la imagen: esto es una cárcel"
Familiares esperan a las puertas del Centro Penitenciario Málaga II, en Archidona.

Todos coinciden en señalar que no es el sitio adecuado para tenerlos alojados

Cargados de provisiones para la espera y con rostros de preocupación se agolpan a las puertas del Centro Penitenciario Málaga II los familiares de los inmigrantes irregulares que se encuentran internos en esta nueva prisión situada en la localidad de Archidona, la cual aún no se ha inaugurado y que el Gobierno ha habilitado ahora provisionalmente como Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Muchas de estas personas han recorrido más de 2.000 kilómetros en coche desde distintas localidades de Francia para visitar y conocer el estado de sus seres queridos, la mayoría de ellos procedentes de Argelia. Otros se han desplazado desde ciudades españolas como Barcelona o incluso Málaga.

Su intención principal es determinar si existe alguna posibilidad de que sus familiares abandonen la prisión junto a ellos, aunque las esperanzas no son muchas. Para ello, están buscando asesoramiento a través de distintos abogados, quienes serán los que les trasladen las opciones con las que actualmente cuentan.

«Vamos a intentar encontrar un abogado para tratar su documentación e intentar que salga de este centro», señala una mujer que ha viajado desde la ciudad francesa de Lyon hasta Málaga en avión, para después coger un taxi que le permitiera llegar al centro penitenciario donde se encuentra su nieto. «Aunque es un sitio nuevo, no sabemos la calidad de vida que tienen dentro», manifiesta mientras se limpia las lágrimas del rostro con un pañuelo.

Todos los familiares concentrados a las puertas del Centro Penitenciario Málaga II coinciden en indicar que no es el lugar más adecuado para que los inmigrantes estén alojados. «Podemos cambiarle el nombre, pero nunca cambiará la imagen, y esto es una cárcel», señala otro de los hombres desplazados hasta Archidona, en este caso desde Barcelona, donde trabaja como vigilante de seguridad. «Los jóvenes buscan salir de Argelia porque allí apenas reciben ayudas del Estado», apunta sobre el motivo de lanzarse en patera hasta las costas del Levante español.

En coche llega otro joven, acompañado de un amigo, que viaja desde Málaga para ver a su hermano. «No merecen esta cárcel, merecen un centro normal como cualquier refugiado», apunta, a la vez que hace hincapié en que buscará a un abogado para intentar sacar a su hermano del centro penitenciario de Archidona adaptado como CIE.

La abogada y presidenta de Málaga Acoge, Arantxa Triguero, fue una de los tres letrados que pudo entrevistarse el martes con una decena de inmigrantes previamente identificados, con ayuda de dos intérpretes de francés y árabe. «Estaban todos preocupados porque querían llamar a sus familias» y en ese momento no había teléfono, algo que al parecer ya se ha solucionado, y desconcertados porque no sabían el lugar en el que estaban.

Ante el desconocimiento de los internos, les explicaron que se encontraban en un centro penitenciario y que «hay mucha gente detrás» para ayudarles, así como les trasladaron que son abogados de una asociación que va a hacer «todo lo posible por sacarlos».

Los internos llegaron en fila para reunirse con los abogados, con los que pudieron hablar a través de mamparas de cristal, «como en los centros penitenciarios», aunque en los centros de internamiento de extranjeros «teóricamente no tiene que ser así».

Durante el encuentro, que tuvo lugar en dos grupos de cinco «porque no teníamos –indicó– mucho tiempo», éstos se mostraron nerviosos por la situación y porque querían hablar con sus familias, expresaron que querían fumar y uno de ellos, incluso, que «se quería volver».

Por su parte, el coordinador de Servicio Jurídico de Andalucía Acoge, José Luis Rodríguez Candela, aseguró este jueves que tienen previsto presentar hoy un escrito en la Fiscalía de Málaga para que «investigue si se ha dado cumplimiento a las resoluciones judiciales» en cuanto a los inmigrantes internados en la prisión, «es decir, si estas personas están ingresadas en el sitio donde los jueces han dicho».

Mientras, el presidente de la Plataforma Solidaria con los y las inmigrantes, Luis Pernía, y los grupos municipales Izquierda Unida, Málaga Ahora, Podemos y Málaga para la Gente retomaron dos acuerdos unánimes firmados este año para declarar a la ciudad libre de Centros de Internamiento de Extranjeros(CIE). Pernía manifestó que los documentos firmados están en el Ayuntamiento y en la Diputación y considera que la decisión del Ministerio del Interior de llevar los inmigrantes a la cárcel de Archidona es algo «ilegal».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine