Sucesos

La Junta atribuye a la Legión diez incendios en Ronda

Un informe elaborado tras el siniestro que calcinó en septiembre más de 46,5 hectáreas forestales en las instalaciones militares de Las Navetas contabiliza entre 1991 y 2015 otros nueve casos compatibles con el uso de munición y uno más por máquinas o motores

27.11.2017 | 06:52

Los investigadores del BIIF creen que el último incendio fue provocado por una granada de mortero

Un informe de Medio Ambiente señala que el incendio forestal declarado el pasado mes de septiembre en el entorno de Las Navetas, el campo de maniobras militares situado en Ronda, fue presuntamente provocado por las explosiones de proyectiles de mortero durante unas prácticas de tiro de la Legión. El documento, que no pasa por alto el hecho de que el fuego se produjera en plena temporada de riesgo alto de incendios y dentro de un municipio especialmente sensible a los mismos, también tiene un recorrido histórico. Sus autores contabilizan entre 1991 y 2015 otros doce incendios en la misma zona. Nueve de ellos serían compatibles con el uso de munición militar y uno más por motores o máquinas. Otros dos se han catalogado como de causa desconocida.

El incidente que da lugar a la investigación se detectó sobre las 18.00 horas el pasado 26 de septiembre. Pese a que ni los agentes de Medio Ambiente ni el operativo de extinción pudieron acceder a la zona militar ante el riesgo de que hubiera proyectiles en la zona -esperaban en el perímetro la llegada de las llamas-, la estimación es que en el área militar ardieron algo más de 45 hectáreas de terreno forestal, mientras que fuera de la misma resultaron afectadas otras 1,4 hectáreas de matorral y encinares de una finca privada. La Brigada de Investigación de Siniestros Forestales (BIIF) de Málaga presume como medio de ignición la explosión de una granada de mortero sobre una superficie con matorral denso que inició la quema de vegetación fina y muerta que propagó el posterior incendio. Como indicios destaca el hecho de que ese día conste una práctica de tiro y que las llamas arrancaran en la zona de caída de los proyectiles.

Conclusiones

Las conclusiones del informe no dejan en buen lugar al Ministerio de Defensa. Por un lado, Medio Ambiente recuerda que en otro documento emitido en 2015 a raíz de otro incendio se precisó que las instalaciones militares no disponían «de retenes especialmente organizados, preparados y equipados para hacer frente a los posibles focos de incendio», tal y como establece la directiva número 42/2010 de 12 de julio del Ministerio de Defensa para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales en los campos de maniobra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine