18 de abril de 2018
18.04.2018
Agricultura

Alerta en Málaga ante la detección de un caso del ébola del olivo en Almería

Las organizaciones COAG y Asaja inciden en la necesidad de más medidas para evitar su propagación

18.04.2018 | 11:27
Recogida de aceituna en la comarca de Antequera.

Afecta sobre todo al olivo, pero también a la vid, los cítricos y los frutales de hueso.

La Consejería de Agricultura confirmó ayer la presencia de Xylella fastidiosa –una bacteria que causa el denominado ébola del olivo– en tres plantas ornamentales de un vivero de El Ejido (Almería), una noticia «temida y esperada» por organizaciones agrarias como COAG, dados los avances de la bacteria, que hace menos de una semana era detectada en un olivar de la comunidad de Madrid.

COAG Andalucía hace una llamada a la calma y a la responsabilidad, «porque la detección implica que la vigilancia funciona y porque, según informa la Consejería, se trata de un caso aislado, en un entorno cerrado y controlado, y no de un foco». No obstante, el colectivo insiste en la necesidad de ampliar los protocolos para controlar la enfermedad. El responsable del olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila, explicó que «las medidas tomadas hasta ahora, centradas en la eliminación de los árboles afectados, no han servido para evitar el avance de la bacteria».

«Por eso, creemos que la lucha tiene que ampliarse y dirigirse hacia los vectores, además de a los árboles afectados. Tenemos que concretar cuáles son esos vectores y buscar estrategias que nos permitan controlar sus poblaciones, utilizando todas las herramientas que estén a nuestra disposición. Si la Xylella no respeta las fronteras entre países, tampoco va a detenerse dentro de un mismo territorio. Sabíamos que la enfermedad, antes o después, llegaría», indicó el responsable de COAG.

Además, Ávila recordó que «sería interesante conocer las estrategias que se han desarrollado en aquellos países que llevan años con la enfermedad y que conviven con ella, sin que haya habido que lamentar daños cuantiosos».

Por su parte, el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, valoró la efectividad de los controles llevados a cabo para detectar la bacteria, aunque recuerda la necesidad de seguir «al pie del cañón», informando constantemente al agricultor de todo lo relacionado con este mal, además de seguir apostando por la constante investigación científica.

Bellido consideró primordial la necesidad de extremar las medidas de control fitosanitario en viveros y fronteras, «que son los puntos fundamentales para evitar la propagación de esta bacteria, además de instar a la Junta de Andalucía a consensuar un plan de ayudas específicas para los posibles afectados por Xylella en olivar, para que las posibles detecciones sean más rápidas y efectivas».

De otro lado, el responsable de Asaja recordó que la Interprofesional del Aceite de Oliva de España va a colaborar este mismo año en la investigación de seis líneas de trabajo en la que participan de forma coordinada 13 centros españoles para investigar y prevenir la expansión de la bacteria.

La Xylella es una bacteria que puede producir graves daños en cultivos de gran importancia económica para Andalucía como el olivo, los cítricos, la vid y los frutales de hueso, así como en numerosas especies ornamentales o forestales. El proceso de infección se inicia en las hojas y de ahí se va extendiendo lentamente. Su presencia en muchos casos es asintomática, lo que dificulta su detección. A veces, provoca síntomas similares a la falta de agua o carencia de nutrientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine