Política

Sebastián inicia la ´guerra´ de las corbatas

04.07.2008 | 01:09
Verano. Sebastián (derecha) fue sin corbata al Congreso.
Verano. Sebastián (derecha) fue sin corbata al Congreso.

La campaña del ministro de Industria para ahorrar energía no logra convencer a José Bono, aunque sí a Corbacho

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha abierto una nueva 'guerra' en el Congreso de los Diputados al quitarse la corbata en pro del ahorro energético. Su gesto ha empezado a crear escuela, pero no ha convencido al presidente de la Cámara Baja, José Bono, que el miércoles le envió una corbata al comprobar que asistió sin esta prenda al pleno. La respuesta de Sebastián no se hizo esperar: seguirá sin corbata y ha enviado a Bono un termómetro.

Tras el intercambio de los citados ´regalos´, el titular de Industria dijo ayer que espera que el presidente del Congreso suba la temperatura en la Cámara Baja, como mínimo hasta los 24 grados centígrados, y entonces, dijo, "quizá se quite la corbata" también.

Sebastián, que se presentó de nuevo sin esta prenda a un acto de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), justificó así el hecho de haberle regalado un termómetro a Bono.

Subrayó que en su despacho la temperatura está a 26 grados centígrados y que el ahorro energético es la única arma a corto plazo para hacer frente al encarecimiento de los combustibles y de la electricidad.

El otro protagonista de la anécdota, José Bono, no recogió el guante y restó importancia al hecho de que regalara a Sebastián una corbata. "No tiene más valor que el de una anécdota", afirmó.

"No hay que hacer segundas ni terceras derivadas (...) No le den más trascendencia al asunto, que no tiene más valor que el de una corbata regalada", insistió.

Primer seguidor. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, siguió en cambio el ejemplo de su homólogo de Industria y ayer se quitó la corbata tras participar en un acto oficial. "Soy partidario de que en verano no se lleve corbata", afirmó antes de añadir que espera que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no le "riña".

"La corbata es un complemento de la vestimenta y no la censuro, de hecho me encanta y tengo muchas, pero no hay que hacer de la corbata una especie de dogma por el que parece que estemos obligados a llevarla los políticos con cargo de representación", dijo.

Mientras, el secretario general del PSOE, José Blanco, opinó que cada uno debe ir como estime al pleno del Congreso y consideró un despropósito que se plantee en estos tiempos que haya que "uniformizar" el Consejo de Ministros. "Me parece muy bien que Sebastián sea el que promueva en primera persona y como símbolo, medidas que favorezcan el ahorro energético", afirmó.

Enlaces recomendados: Premios Cine