Sociedad

El Gobierno reconoce su ´insatisfacción´ en la lucha contra el maltrato

12.07.2008 | 00:35
Bibiana Aído y María Teresa Fernández de la Vega
Bibiana Aído y María Teresa Fernández de la Vega

De la Vega asegura que "se ha hecho mucho" para acabar con esta lacra, pero admite que "no ha sido suficiente"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que "se ha hecho mucho" para acabar con la violencia machista pero admitió que "no ha sido suficiente", como lo demuestra el número de mujeres asesinadas, que "es horroroso". "La violencia de género es un lacra que tarda en erradicarse, aunque estamos en el buen camino", aseveró.
De la Vega hizo estas declaraciones en la habitual rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, presentó un informe que evalúa los tres años de la puesta en marcha de la Ley de Violencia de Género. Así, indicó que ha habido avances en la lucha contra esta lacra, ya que tras la aprobación de la ley "las mujeres están más protegidas, disponen de más información y recursos para salir de su situación y cuentan con derechos sociales y económicos para abordar su futuro".
De la Vega defendió que el Gobierno, además todas las administraciones y profesionales implicados, "ha hecho mucho" pero "no caben triunfalismos, ni siquiera satisfacción, porque lo hecho no es suficiente", como lo refleja "el indicador de las mujeres muertas, que es horroroso". En cualquier caso, aseguró: "Es una buena ley, muy vanguardista, que tiene un largo recorrido y que puede ser modificada si se considera necesario". Según la vicepresidenta, "el gran despliegue institucional" de la norma ha supuesto la puesta en marcha de juzgados exclusivos, fiscalías especiales, cuerpos especializados de seguridad, profesionales expertos en la atención sanitaria, así como recursos asistenciales y económicos para ayudar a las mujeres a salir de situación de violencia en la que viven.
Delincuente. De la Vega aseveró que el maltratador "es sencilla y llanamente un delincuente, sobre el que debe recaer el peso de la ley y del aislamiento social" y pidió "la implicación de todos los ciudadanos para acabar con esta triste y vergonzosa" lacra.
Entre los datos del informe, Aído destacó que hay un mayor porcentaje de denuncias, el aumento de 2002 a 2006 se cifra en el 72.1 por ciento y que también se han incrementado las órdenes de protección, alcanzando el 89,6 de todas las mujeres que las han solicitado. Actualmente, cerca de 95.000 mujeres se encuentran con algún tipo de medida dirigida a garantizar su seguridad.
También han aumentado el número de policías y guardias civiles especializados y, según anunció la ministra, esta unidad alcanzará la cifra de 1.848 agentes.

Enlaces recomendados: Premios Cine