Exteriores

Rabat pide a Zapatero reabrir el diálogo sobre Ceuta y Melilla

12.07.2008 | 02:14
Visita oficial. El rey Mohamed VI concedió una audiencia de una hora al presidente Zapatero y al ministro de Asuntos Exteriores.
Visita oficial. El rey Mohamed VI concedió una audiencia de una hora al presidente Zapatero y al ministro de Asuntos Exteriores.

El primer ministro marroquí reivindica la "recuperación" de ambas ciudades z
El Gobierno español no entra en la polémica y destaca la buena relación bilateral

El primer ministro marroquí, Abas El Fasi, afirmó ayer haber reivindicado ante el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el derecho de Marruecos a "recuperar" Ceuta y Melilla porque así lo siente, dijo, "cada marroquí y el rey" Mohamed VI. No obstante, estas declaraciones sólo las efectuó a una cadena de la televisión pública marroquí, porque, cuando la prensa española le preguntó por este tema durante la rueda de prensa conjunta con Zapatero, eludió responder.
Según el Gobierno español, El Fasi sacó durante la entrevista la cuestión de Ceuta y Melilla sin referirse a la visita que los Reyes hicieron a las dos ciudades autónomas en noviembre pasado y que motivó la llamada a consultas del embajador marroquí en Madrid, Omar Azziman.
El Ejecutivo, según fuentes diplomáticas, respondió al primer ministro marroquí que comprende esta reivindicación, al tiempo que le pidió que entienda que, como recoge la Constitución española, Ceuta y Melilla son territorios españoles.

Buena relación. A partir de ahí, y como expresó El Fasi, la reivindicación marroquí sobre las dos plazas españolas en el norte de África no debe suponer un obstáculo para seguir avanzando en la profundización de las relaciones.
Por su parte, Zapatero, que también fue recibido en audiencia por el rey Mohammed VI, explicó que el objetivo de su primer viaje a Marruecos en esta legislatura -el cuarto desde que accedió al Gobierno en 2004- era subrayar la "relación preferente" de España con Marruecos, "nuestro vecino y amigo". De las cuestiones de la agenda bilateral, destacó la política de seguridad frente a la inmigración irregular y los "movimientos de radicalismo", los lazos económicos y empresariales y el proyecto de construir un túnel que una a Marruecos con Europa.
Añadió que la próxima semana viajará a Marruecos el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para incrementar la ya intensa colaboración en la lucha contra la inmigración ilegal y mejorar los controles ante las rutas alternativas que buscan las mafias de la inmigración ilegal.
En su reunión, Zapatero y El Fasi abordaron también el conflicto del Sáhara Occidental y, según fuentes del Ejecutivo español, el presidente abogó de nuevo por encontrar una solución en el marco de la ONU y de la legalidad internacional.
Zapatero recordó en la rueda de prensa que en España hay más de medio millón de marroquíes trabajando de forma regular y consideró que es "absolutamente imprescindible" mantener una relación bilateral intensa. En la misma línea, destacó la presencia de seiscientas empresas españolas en territorio marroquí y el rápido crecimiento del comercio bilateral, a un ritmo del 20 por ciento anual.
En la visita, que duró poco más de cinco horas, destacó la minúscula bandera española mostrada por las autoridades locales, frente a la veintena de banderas marroquíes que adornaban el aeropuerto civil de Oujda a la llegada de Rodríguez Zapatero.

Enlaces recomendados: Premios Cine