terrorismo

ETA quería secuestrar a un edil socialista como hizo con Blanco

25.07.2008 | 01:08
Objetivo. El juez de la Audiencia Nacional, de origen vasco, en una imagen de archivo.
Objetivo. El juez de la Audiencia Nacional, de origen vasco, en una imagen de archivo.

La banda pretendía forzar una negociación con el Gobierno como intentó hacer con el concejal de Ermua asesinado. También ordenó al ´comando Vizcaya´ matar al juez Grande-Marlaska

ETA planeaba el secuestro de un concejal socialista, al modo en que realizó el de Miguel Ángel Blanco, según se desprende de la declaración del presunto cabecilla del ´comando Vizcaya´, Arkaitz Goikoetxea, que también desveló que la banda quería atentar contra el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

Fuentes de la investigación informaron de que Goikoetxea, detenido el pasado martes junto a otros ocho miembros de la banda, desveló en su declaración ante el juez Baltasar Garzón estos planes de la banda, aunque el etarra se contradijo en su testimonio y, según las fuentes, resulta difícil determinar en qué fase se encontraba la realización de esta acción terrorista. Sin embargo, según otras fuentes, ETA tenía pensado realizar este secuestro a finales del pasado año, pero

desistió debido a los escoltas.

El hallazgo de tranquilizantes en los zulos de las localidades riojanas Valgañon y Pazuengos ha llevado a las fuerzas de seguridad a la conclusión de que la banda pensaba utilizarlos en posibles secuestros.

Negociar. Tras el hallazgo de tranquilizantes en el primer zulo, Goikoetxea confirmó finalmente que iban a ser dedicados al secuestro de un concejal socialista. Añadió que esta acción terrorista seguiría las pautas del secuestro de Miguel Ángel Blanco con el objeto de obligar al Gobierno a negociar.

Las fuentes aseguraron que, de llevarse a cabo el secuestro de un edil socialista, los terroristas pensaban seguir la mecánica empleada en el caso del concejal del PP en Ermua (Vizcaya), secuestrado el 10 de julio de 1997 y asesinado por ETA 48 horas después.

En cuanto al juez Grande-Marlaska, el desarticulado ´comando Vizcaya´ de ETA tenía también órdenes expresas de la dirección de la banda para atentar contra él, por lo que Goikoetxea recibió hace un año la orden de recabar información y hacer seguimientos.

Grande-Marlaska, que actualmente se encuentra de vacaciones, tiene una casa en la misma urbanización de Ezcaray (La Rioja) en la que se encuentra también la vivienda de los padres de uno de los detenidos en esta operación. El juez declaró ayer que la noticia no le ha pillado de sorpresa. "Son gajes del oficio", afirmó en declaraciones a través del gabinete de prensa de la Audiencia Nacional, en las que aseguró que está totalmente tranquilo y que "lo raro sería no aparecer" como objetivo de la banda terrorista.

Precisamente, en la zona en la que el magistrado tiene la citada casa y a pocos kilómetros del zulo encontrado el miércoles, ayer la Guardia Civil encontró un segundo escondite en el que ETA almacenaba unos 125 kilos de explosivos y tranquilizantes.

En cuanto al primer zulo, descubierto el miércoles en la localidad de Valgañón (La Rioja), a unos tres kilómetros de Ezcaray, contenía una mochila con un subfusil, diversas herramientas para robar coches y tranquilizantes.

En el marco de esta investigación, la Guardia Civil detuvo ayer en el barrio de Algorta de Getxo (Vizcaya) a Inge Urrutia por su presunta relación con el ´comando Vizcaya´, con lo que se elevan a diez los arrestados tras la desarticulación de este grupo terrorista.

Enlaces recomendados: Premios Cine