San Millán de la Cogolla

El PP aprueba un decálogo de bases del modelo de financiación

29.07.2008 | 17:47

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y los presidentes autonómicos y regionales del PP aprobaron hoy, en San Millán de la Cogolla (La Rioja) un decálogo con los principios que el partido propone para la reforma del modelo de financiación autonómica.

La unanimidad, la solidaridad y el incremento de recursos para los servicios que prestan las comunidades autónomas (entre ellos los que establece la Ley de Dependencia) son las principales características de la propuesta del PP sobre financiación.

En una rueda de prensa posterior a la reunión, Rajoy compareció ante los medios junto al presidente del PP riojano y del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, quien expresó su "gratitud" al partido por elegir la localidad riojana y destacó "el mensaje de unidad de acción, confianza y seguridad en el futuro" que a su juicio transmiten los 'populares'.

A continuación, Rajoy señaló que la iniciativa de su partido responde a la "enorme desorientación y gran confusión" del Gobierno central socialista a este respecto, así como al ánimo de "bajar la tensión" generada, a juicio de los 'populares', por el Ejecutivo que lidera José Luis Rodríguez Zapatero.

"El Gobierno precisa ayuda, está desorientado, confundido, y da la sensación de no saber por dónde se anda, que el lo peor para un Gobierno", criticó.

Además, el presidente de los 'populares' argumentó que la transformación del sistema de financiación es necesaria por el "cambio cualitativo" del país en los últimos años. Como ejemplo, Rajoy destacó que "en 1980 el 80 por ciento del gasto público lo realizaba el Estado, mientras que hoy es el 22 por ciento, frente al 35 por ciento de las comunidades autónomas, el 28 por ciento de la Seguridad Social y el 13 por ciento de las corporaciones locales".

"Nosotros estamos a favor de mantener el gasto social ante la situación económica actual, pero para ello hacen falta recursos del Gobierno", añadió a este respecto.

DIEZ PRINCIPIOS

La primera de las bases propuestas hoy por los 'populares' es el pleno respeto a la Constitución, es decir, "a los principios de solidaridad, suficiencia financiera y derecho de todos los ciudadanos a los servicios públicos". Además, desde el PP subrayan que el acuerdo debe ser "unánime".

En segundo lugar, Rajoy exigió que la reforma se debata y concrete en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, para conseguir un consenso similar al que se alcanzó en la aprobación del modelo actual.

Además, los 'populares' hacen especial hincapié en que el nuevo sistema respete el principio de "generalidad", es decir, que garantice, a través de la dotación de recursos a las comunidades, que todos los ciudadanos accedan en igualdad de condiciones a los servicios públicos.

En la misma línea va el punto del decálogo que exige que se garantice la "suficiencia financiera" de las autonomías para que puedan prestar los servicios que el Estado le ha transferido.

En este sentido, Rajoy hizo referencia a los servicios establecidos por la Ley de Dependencia, norma que para los 'populares' es indispensable que se contemple en el nuevo modelo. "Las leyes tienen que cumplirse, y para eso hacen falta recursos", indicó el presidente del PP.

Por otra parte, desde el principal partido de la oposición se solicita que la vigencia del nuevo modelo sea indefinida. De este modo, según apuntó Rajoy, "las comunidades autónomas podrán hacer planes de futuro y el sistema no podrá usarse para negociar políticamente otras cuestiones".

Además, para el cálculo del reparto de los fondos, desde el PP señalan "la población real" como "la primera variable" a tener en cuenta. "Pero no la única", apostilló Rajoy, que mencionó otros factores como "la insularidad, la dispersión de la población, la superficie o la composición poblacional".

Respecto a los tributos, desde el PP insisten en la "corresponsabilidad fiscal". "El grueso de la financiación debe conseguirse con impuestos recaudados por o parcialmente cedidos a las comunidades autónomas", explico el presidente del PP.

El decálogo aprobado hoy tilda también de "irrenunciable" el principio de "solidaridad". "Es la esencia de un Estado, incluso de una unión moderna como es la Unión Europea", consideró Rajoy.

El documento incluye en este sentido la concesión a las autonomías de "más competencias normativas en materia de tributos, para que puedan subir o bajar los impuestos, pero siempre manteniendo una coordinación indispensable entre todos los territorios".

Por último, Rajoy dijo que la Agencia Estatal Tributaria "funciona bien, pero requiere más participación de las comunidades autónomas, a través de la mejora de los instrumentos de colaboración".

TRATO ESPECIAL A CEUTA Y MELILLA

Durante su intervención, el presidente del PP explicó que en la reunión también se acordó reclamar un "trato específico" a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. "Es absolutamente imprescindible", proclamó Rajoy, que solicitó para ello un "esfuerzo no demasiado importante del Estado".

COMITÉ AUTONÓMICO, ECONOMÍA Y LENGUA COMÚN

Además del decálogo, los presidente autonómicos 'populares' también aprobaron dos declaraciones, una acerca de la situación económica, en la que exigen medidas al Gobierno, y otra "en defensa de la legua común", en la que pretender amparar "el derecho de los españoles a usar el castellano".

La reunión sirvió también para constituir el Comité Autonómico del PP, organismo aprobado en el Congreso Nacional de Valencia y que en principio se reunirá cada tres meses para tratar "temas de interés o la estrategia general del partido". No obstante, Rajoy avanzó su voluntad de que la periodicidad de estas citas sea todavía mayor.

Enlaces recomendados: Premios Cine