Elecciones

Cascos promete su cargo como presidente de Asturias

Álvarez-Cascos releva al socialista Vicente Álvarez Areces, que ejercía el cargo desde julio de 1999

16.07.2011 | 16:50
Cascos promete su cargo como presidente de Asturias

El presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, ha prometido hoy el cargo y, en un discurso en el que ha hecho un repaso histórico de los hitos del regionalismo asturiano porque no se considera "adanista", ha destacado que la autonomía aporta "regeneración".

Pese a enfocar su discurso en clave asturianista, Cascos ha indicado que la región está en "la entraña de la nacionalidad española" y, en presencia de la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha asegurado que cuando haya un miembro del Gobierno de España en territorio asturiano este presidirá el acto institucional.

Aguilar ha agradecido en su "lectura política justa, necesaria y adecuada" este "gesto", que da la vuelta al protocolo -pues el presidente de una comunidad autónoma es el representante del Estado en ausencia del Rey o del presidente del Gobierno- y que ya Cascos reclamaba cuando era ministro.

Asimismo, la ministra ha señalado que el Gobierno de España tiene la "mano tendida" para el "diálogo por encima de cualquier discrepancia" para "siempre, siempre", alcanzar "el consenso y el encuentro" con el nuevo Gobierno asturiano.

"Asturias no se entiende sin España y España no se comprende sin Asturias", ha subrayado Aguilar.

Cascos ha relevado al socialista Vicente Álvarez Areces, que ejercía el cargo desde julio de 1999 y en su despedida, tras recordar "el amplio avance en las infraestructuras" logrado siendo "la comunidad autónoma con menor nivel de endeudamiento", ha deseado "suerte y los mayores aciertos" a su sucesor.

Junto a los "tiempos memorables" del asturianismo que ha relatado Cascos en su alocución tras prometer el cargo en la Junta General del Principado, han resaltado además las alusiones a los asturianos en la diáspora, cuyo retorno en "una Asturias de acogida para todos" es "un sueño" para "contribuir al resurgimiento del país" asturiano.

El nuevo presidente ha visto el acto de toma de posesión "trascendental", porque en "la historia de los pueblos", que no tiene "paréntesis ni atajos", sí hay "ceremonias" que "sobrepasan lo ritual para convertirse en trascendental".

"En el mismo barco" ha dicho Cascos que navegan todos los asturianos y ha agradecido haber alcanzado la Presidencia a los votantes de su partido, Foro Asturias (FAC), a los de otros e incluso a los abstencionistas.

Cascos les ha prometido: "Mis yerros jamás se deberán a un déficit de esfuerzo, a una carencia de voluntad, a un escurrir el bulto o practicar la táctica del avestruz".

Entre sus "predecesores", aparte de los expresidentes del Principado, Cascos se ha retrotraído a Jovellanos, a Melquíades Álvarez -fundador del Partido Reformista- y al sindicalista Manuel Llaneza -líder histórico de SOMA-UGT-, entre otras decenas de asturianistas a quienes ha glosado.

Ha terminado, empero, con la de un gallego, Salvador de Madariaga; "mientras Cataluña quiere parecerse a Europa, Asturias quiere parecerse a sí misma", con el añadido de que "más que una apología del ensimismamiento" es, a su juicio, "un lúcido elogio" al pueblo asturiano.

El presidente de la Junta General, Fernando Goñi (de la tercera fuerza parlamentaria, el PP), ha sido el cuarto orador en la toma de posesión y ha descrito la legislatura iniciada con dos características que la marcan: "la profunda crisis que atosiga" y "la ausencia de mayorías en la Cámara".

Gobernar en minoría -pues Cascos tiene el apoyo de dieciséis de los 45 diputados- no impedirá, según Goñi, "buscar soluciones" desde "el mayor consenso posible", porque "por encima de la batalla de las ideas está Asturias".


Enlaces recomendados: Premios Cine