Más de cien evacuados por un fuego en Girona

Los Bomberos intentan controlar el incendio de la costa catalana avivado por el fuerte viento de la zona

 21:56  
Un centenar de personas de cuatro núcleos urbanos y urbanizaciones de los municipios gerundenses de Tossa de Mar.
Un centenar de personas de cuatro núcleos urbanos y urbanizaciones de los municipios gerundenses de Tossa de Mar. EFE

EFE/LLEIDA/GIRONA Los Bomberos han podido controlar hoy tres de los cuatro incendios que se declararon ayer en el Pirineo de Lleida, y la alerta se centra ahora en Santa Cristina d'Aro, en la costa de Girona, donde un fuego que quema sin control ha obligado a desalojar a 120 vecinos de la zona.

Este incendio, avivado por el fuerte viento, se ha declarado sobre las 14.00 horas junto a la carretera GiV-6128 y ha calcinado por ahora cuatrocientas hectáreas de bosque, según han informado los Bomberos de la Generalitat.

Un total de 55 dotaciones terrestres, entre ellas dos unidades del Grupo de Emergencias Médicas y cuatro del Grupo de Actuaciones Forestales trabajan en la extinción de las llamas, que de momento han obligado a desalojar a 120 personas de núcleos urbanos y urbanizaciones de los municipios de Tossa de Mar y Llagostera.

La cabeza del incendio, que comenzó en Santa Cristina d'Aro, ha desprendido un foco secundario a 1,5 kilómetros que se ha activado en la falda de la montaña de En Bonet.

En este punto, las llamas avanzan en dirección a la carretera de Llagostera, hacia el Puig de les Cadiretes, y han afectado el Valle de la Riera de Sant Baldiri, donde tiene con un fuerte potencial de propagación por el potencial de vegetación existente.

Las complicadas condiciones meteorológicas y la sequía que afectan a Cataluña han favorecido que en las comarcas de Girona se haya declarado hoy otro incendio, en este caso en Olot, en la zona de Torres de les Bisaroques, en el que trabajan siete dotaciones terrestres.

En el Pirineo de Lleida, en cambio, el viento ha dado hoy una pequeña tregua y ha permitido a los Bomberos controlar tres de los cuatro incendios que se originaron ayer en las comarcas de la Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà y el Alt Urgell y que han calcinado unas 800 hectáreas de vegetación, principalmente bosque.

Aquí, los medios aéreos se han podido sumar esta mañana a las tareas de extinción y han sido decisivos para conseguir el control de las llamas.

Los incendios de Coll de Nargó, en Montanissell, y Viu de Llevata, en El Pont de Suert, están ya totalmente controlados, mientras que el de Calbinyà, en Valls de Valira, se encuentra en fase de control.

En el Pirineo, los esfuerzos se centran ahora en el único frente que continúa activo, el de Gerri de la Sal, en el término de Baix Pallars, que ha calcinado más de 380 hectáreas.

En este fuego siguen trabajando medio centenar de dotaciones terrestres y un medio aéreo, que tratan de asegurar el perímetro para dar por controlado el incendio lo antes posible.

El conseller de Interior, Felip Puig, se ha desplazado esta mañana hasta La Pobla de Segur (Lleida), donde se ha instalado el Centro de Comandancia Avanzada de los equipos de emergencia, y ha sobrevolado algunas de las zonas afectadas por las llamas.

Puig ha confirmado que una de las principales hipótesis que se barajan como causa de alguno de los incendios del Pirineo es que el viento haya reavivado alguna quema controlada y autorizada que se daba por apagada desde hacía días.

También que las fuertes rachas de viento, que en esta zona han llegado a los 130 kilómetros por hora, hayan provocado la caída de algún árbol sobre líneas de alta o media tensión.

Ha subrayado, además, que la sequía, la baja humedad, el viento y las heladas han convertido los bosques en combustible altamente inflamable, por lo que ha hecho un llamamiento a extremar las precauciones para evitar nuevos incendios.

"Cataluña vive un episodio histórico de incendios sin precedentes", ha asegurado Puig, que ha recordado que esta situación afecta también a Aragón, donde desde ayer quema un incendio que está muy próximo a la Alta Ribagorça y que ha arrasado ya unas 500 hectáreas, obligando a desalojar a unos cien vecinos.

Protección Civil ha emitido hoy un comunicado pidiendo que se extremen las precauciones y se eviten actividades con fuego durante el fin de semana ante el riego elevado de incendios por las condiciones meteorológicas y el estado de la vegetación.

Las zonas con mayor riesgo de fuego son las comarcas del Empordà (Girona), el Pirineo y Prepirineo.

  HEMEROTECA
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya