Condena

Dos años y medio para el exalcalde de Santiago por fraude

El exregidor compostelano no irá a la cárcel al carecer de antecedentes -Deberá pagar una multa de 580.000 euros

02.10.2013 | 10:42
Gerardo Conde Roa.
Gerardo Conde Roa.

Gerardo Conde Roa, exalcalde de Santiago, ha sido condenado a dos años de cárcel y 580.000 euros por un delito fiscal, según la sentencia que ha trascendido a última hora de ayer El exdirigente del Partido Popular estaba siendo juzgado por no haber pagado a Hacienda 291.289 euros en concepto de IVA por la venta de 61 viviendas construidas por la promotora de la que era administrador único, Geslander Proyectos de Edificación. El expolítico no irá a la cárcel al carecer de antecedentes penales.

Conde Roa dimitió como alcalde de Santiago el16 de abril de 2012 tras ser imputado por un presunto delito contra la Hacienda Pública. La renuncia, sin embargo, del ya exregidor no fue fácil porque en un primer momento pretendía seguir en el cargo, pero las presiones de su propio partido le obligaron a ceder el bastón de mando, aunque sí controló la sucesión al imponer el nombre de Angel Currás frente al de Paula Prado, entonces su número dos en la corporación.

El juicio por estos hechos -que no llegó a trascender a la opinión pública- se celebró el miércoles 25 de octubre en Santiago, confirmó a Efe el abogado Ramón Sabín, quien adelantó que había pedido para su defendido la absolución, ya que "no hubo ánimo de defraudar al fisco, ni dolo en su actuaciones".

Frente a la opinión del letrado, la Fiscalía mantuvo su petición de una pena de dos años y seis meses de prisión contra Conde Roa por entender que su actuación constituye un delito contra la Hacienda Pública.

Además, el Ministerio Público ha solicitado para Conde Roa cinco años de inhabilitación especial para el ejercicio del comercio en el ámbito inmobiliario, así como una multa del triple de la cantidad "tributaria defraudada", entre otras peticiones.

Además de esta causa, el exalcalde compostelano aún tiene otras dos pendientes, ambas vinculadas a su periodo al frente de la corporación santiaguesa: una por un supuesto acoso a un funcionario de la policía local y otra por su presunta implicación en el caso Manga, una operación derivada de la Pokémon.

Enlaces recomendados: Premios Cine