Modelo fiscal

Cospedal bloquea la propuesta de financiación del PP catalán

Los 'barones' regionales rechazan las tesis de Camacho, que reclama "singularidad" fiscal para Cataluña

07.10.2013 | 17:16
Cospedal bloquea la propuesta de financiación del PP catalán

La dirección nacional del PP no ha hecho suya la propuesta de financiación autonómica de la presidenta de los populares de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, que han rechazado de plano buena parte de los demás dirigentes regionales del partido.

Una "solidaridad con límites" y un sistema que reconozca la "singularidad" catalana es lo que pide Sánchez-Camacho, quien hoy se ha reunido con la cúpula del PP nacional para explicar esta propuesta y su estrategia ante el desafío independentista.

El PP no ha asumido la propuesta y su secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que el nuevo sistema de financiación autonómica tratará "de igual manera a los españoles, con independencia de donde vivan", en el que impere la solidaridad interterritorial porque está "en los genes" del partido.

Sin expresar de forma explícita el rechazo de la cúpula, la "número dos" del PP ha insistido no obstante en que el PPC "no puede pretender nunca" que haya una financiación "única" para Cataluña.

También ha tratado de restar importancia a las críticas que se han apresurado a hacer otros barones, por entender lógico que en este proceso haya voces dispares "bien intencionadas" con las que "hay que contar", ha señalado.

Ha lanzado a todos, en cualquier caso, el mensaje de que el Ejecutivo tratará de buscar el mayor consenso posible en esta reforma, no sólo entre las comunidades sino también con los partidos, para que el modelo que se apruebe no sea como el actual, que se hizo "a espaldas" de los populares.

Cospedal ha comparecido sola en la rueda de prensa de Génova mientras Sánchez-Camacho ha hecho unas breves declaraciones al acabar la reunión, en las que ha asegurado salir "muy contenta" de este encuentro, pero no ha dado detalles del debate que ha habido sobre su propuesta de financiación.

En cualquier caso, ambas han subrayado la idea de que el PP se muestra como "el único" partido que defiende la unidad de España y es el que debe liderar la estrategia para dar respuesta al "desafío de ruptura constitucional" que plantea el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

A lo largo de esta jornada se han sucedido las críticas a la propuesta de Sánchez-Camacho, muchas de ellas de otros barones de su partido.

Así, el presidente valenciano, Alberto Fabra, se ha mostrado en desacuerdo con la posibilidad de diálogos a dos "para financiar mejor sólo a algunas comunidades autónomas" y ha advertido de que en la revisión del modelo de financiación "no cabe trato a favor absolutamente a nadie".

Más duro ha sido el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien ha advertido de que pedirá que se consulte a los madrileños qué "régimen" de financiación quieren, "si alguien tiene la tentación de dar un régimen fiscal a la carta" a Cataluña.

Los madrileños, ha dicho, "tienen derecho" a esta consulta "con el esfuerzo que están haciendo y el agravio que están recibiendo", si se da el caso de que se reconozcan regímenes financieros distintos a cualquier territorio que ahora esta en régimen común, como es el caso de Cataluña.

También han llegado críticas de otras comunidades como Aragón, cuyo gobierno ha dicho estar "profundamente en desacuerdo" con la propuesta del PPC, o Extremadura, donde el PP regional ha señalado que el concepto que debe primar en el nuevo sistema es el que recoge la Constitución, la solidaridad.

Una solidaridad a la que ha vuelto una y otra vez Cospedal en la rueda de prensa en Génova, en la que, por otro lado, ha expresado el apoyo "contundente" de su partido a la manifestación contra la independencia que se celebrará en Barcelona el 12 de octubre.

No obstante, al ser preguntada si asistirá alguien de la dirección nacional ha señalado que el partido ya está "perfectamente representado" por el PPC.

La propuesta de Alicia Sánchez-Camacho tampoco ha sido bien recibida en otros partidos.

Tanto CDC como ERC han asegurado que no tiene credibilidad, y aunque el PSC la considera "positiva", cree que es "tímida e insuficiente" como solución al proceso soberanista.

Enlaces recomendados: Premios Cine