Lucha antiterrorista

Detenida en Bélgica una etarra que llevaba huida desde 1979

Natividad Jáuregui tenía orden de detención por un delito de asesinato y otro de terrorismo

08.10.2013 | 22:40
María Natividad Jáuregui Espina.
María Natividad Jáuregui Espina.

Agentes por la Policía Judicial de Bélgica, en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), han detenido este martes en Bélgica a la presunta miembro de ETA María Natividad Jáuregui Espina, según informó el Ministerio de Interior.

Jáuregui Espina, que ha sido arrestada sobre las 18.30 horas en la localidad belga de Gante, se encontraba huida desde 1979 y contra ella había dictada dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE) cursadas por la Audiencia Nacional.

Entre ellas figura una emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 1 por un delito de asesinato, y otra por el Juzgado Central de Instrucción número 5 por un delito de terrorismo.

La presunta etarra huyó al ser identificada en febrero de 1979 como colaboradora del 'comando Iskulin', que integraban Juan Manuel Fernández Lopetegui, Juan Cruz Sánez Trecu y Pablo Gude Pego. Según la comisaría de San Sebastián, este comando atentó en mayo de 1978 contra una pareja de la Policía Nacional.

Bélgica se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los refugios predilectos de los miembros de ETA para huir. Con anterioridad a la detención de este martes, fueron arrestados otros integrantes de la banda como Ventura Tomé Quiroga.

Éste fue capturado en octubre de 2011 en una operación en la que también fue arrestado Xabier Agirre. Un año antes, el detenido era Luis María Zengotitabengoa, quien tenía en vigor una orden de detención por su relación con el intento de transporte de explosivos de la banda a Portugal.

Bélgica fue uno de los primeros países en extraditar a presuntos miembros de ETA, aunque ha mantenido también varios litigios con las autoridades españolas cuando éstas le han reclamado la entrega de supuestos terroristas.

En todo caso, la presión de las fuerzas de seguridad ha forzado en los últimos tiempos a los militantes de ETA a explorar escondites más allá del sur de Francia y eso les ha obligado a desplazarse cada vez más al norte de Francia y países vecinos, como Bélgica.

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine