Crisis sísmica

Castor vincula los seísmos a una falla colateral

Descarta que se haya producido algún escape del gas almacenado como consecuencia de los movimientos

08.10.2013 | 15:18

Las claves de lo que ocurre

  • Situado junto a una falla activa. El proyecto Castor se sitúa junto a una falla catalogada como activa por el Instituto Geológico y Minero (Falla oriental de Amposta) y con un riesgo potencial de generar seísmos de magnitud hasta 7,1 en la escala de Richter en periodos de 53.000 años, una circunstancia que tampoco se consideró como riesgo en la declaración de impacto ambiental favorable del Ministerio de Medio Ambiente.
  • Incertidumbre sobre el subsuelo. Los informes de la consultora Geostock subrayó que los riesgos más relevantes de la inyección y almacenaje de gas estaban relacionados con "la incertidumbre del subsuelo, la integridad de los pozos de petróleo abandonados, la integridad del sellado, las nuevas presiones y el comportamiento del acuífero".
  • Dimensiones de la falla. La ficha del Instituto Geológico sobre la falla indica que es de al menos de 51 kilómetros de largo y 15 de ancho.

El director del proyecto Castor y presidente de ESCARL-UGS, Recaredo del Potro, ha descartado este martes que los microseísmos en el sur de Tarragona y norte de Castellón se hayan producido por el movimiento de la falla de Amposta y los ha relacionado con el desplazamiento de alguna pequeña falla colateral.

Del Potro, en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, ha asegurado que según estudios la citada falla no ha registrado ningún movimiento lo que representa una buena noticia para la compañía.

"Podemos descartar que la falla de Amposta se haya movido, lo que para nosotros es importante ya que se trata de una falla grande que habíamos estudiado en toda su dimensión y sus características y teníamos todos los cálculos previstos para que no se moviera y no se ha movido", ha explicado.

El director de Castor ha relacionado los microseismos con el posible movimiento de una "pequeña falla colateral que no estaba muy controlada" y que, según ha afirmado, "no puede provocar terremotos grandes".

Igualmente ha descartado que se haya podido producir algún escape del gas almacenado como consecuencia de los movimientos: "La plataforma está en perfectas condiciones, con su tripulación, y podemos decir que no se ha escapado ni una sóla molécula de gas del subsuelo", ha indicado Del Potro.

El ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, y el de Exteriores, José Manuel García-Margallo, junto al presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, visitan este martes las instalaciones de almacenamiento subterráneo.

El director de la plataforma ha rechazado las críticas por la falta de informes técnicos del proyecto para conocer el riesgo sísmico en la zona: "Hubo informes exhaustivos y el estudio que se hizo sobre la falla de Amposta costó 8 millones de euros y podemos decir que no se ha movido y no esperamos que se mueva en absoluto", ha insistido.

Ha recordado, asimismo, que pequeños movimientos de tierra se producen con cierta frecuencia sin que sean detectados por la población: "Hay fallas en todas partes, en Madrid anteayer hubo un terremoto en Leganés y otro en Alcorcón y nadie, salvo los sismógrafos, lo notan".

Según ha explicado, en instalaciones similares a Castor en Francia y Holanda también se han registrado pequeños movimientos sísmicos.

En cuanto a la posible compensación por la paralización de la actividad, Recaredo del Potro ha eludido hablar porque "lo que toca ahora es conocer lo que está sucediendo".

En cualquier caso, según ha afirmado, cualquier posible compensación "está prevista en la legislación vigente".

Sobre la decisión del Gobierno acerca de la reanudación de la actividad, ha recordado que siguen a la espera de los estudios técnicos. "Nosotros estamos a lo que diga el Gobierno", ha concluído Del Potro.

Enlaces recomendados: Premios Cine