Caso Bárcenas

Iglesias a la secretaria de Bárcenas: ´Luis confiaba en ti´

La mujer del extesorero reprochó a Estrella Domínguez en un SMS la destrucción de las agendas de visitas

11.10.2013 | 15:47
Rosalía Iglesias, mujer de Luis Bárcenas.
Rosalía Iglesias, mujer de Luis Bárcenas.

Rosalía Iglesias, mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, envió un mensaje a la secretaria de su marido el pasado 14 de julio reprochándole que se hubiera desecho de sus agendas: "Estrella, qué quieres que te diga, me parece fatal, eso era de Luis que confiaba en ti, y no estaban en el partido, qué pena".

El intercambio de mensajes entre Iglesias y la que fuera secretaria de Bárcenas durante casi dos décadas, Estrella Domínguez, consta transcrito en una diligencia hecha el pasado 10 de septiembre, cuando la secretaria accedió a dejar su móvil tras finalizar su declaración como testigo ante el juez Pablo Ruz.

Domínguez dijo al juez que Iglesias le reclamó vía SMS las agendas de visitas de Bárcenas, en su poder desde que en 2009, cuando estalló el caso Gürtel, el extesorero le pidió que las guardase en su casa, pero explicó a Ruz que ella no las tenía porque las tiró en 2012.

En la diligencia, a la que ha tenido acceso Efe, se recogen cuatro mensajes SMS hechos el pasado 14 de julio, un día antes de que Bárcenas reconociera al juez Ruz la existencia de una supuesta contabilidad B en el partido.

El primero de ellos es de las 13.10 horas y en él Iglesias dice a Domínguez: "Querida Estrella, necesito por favor que me hagas llegar las agendas personales de Luis, él te las dio antes de todo, con lo cual no te compromete a nada, dime dónde las pueden recoger, mil gracias, un beso fuerte".

"Ya no las tengo"

En el segundo mensaje, de las 23.18 horas de ese mismo día, Domínguez contesta a Iglesias: "Rosalía, siento decirte que ya no las tengo". "Estrella, qué quieres que te diga, me parece fatal, eso era de Luis que confiaba en ti, y no estaban en el partido, qué pena", dice el tercer mensaje escrito por la mujer de Bárcenas.

En el cuarto y último mensaje, de las 23.24 horas, Estrella replica a Iglesias: "Rosalía, sí estaban en el partido, y yo también confiaba en (él)".

En esas agendas se anotaban todas las visitas y citas de Bárcenas, con lo que la defensa del extesorero las pretendía aportar para probar visitas a la sede del PP en la calle Génova por parte de empresarios que podían haber donado dinero al partido y aparecen en los manuscritos de la supuesta caja B.

Aunque en los mensajes la secretaria dice a la mujer de Bárcenas -ya en prisión en esas fechas por el caso Gürtel- que las agendas estaban en el partido, explicó el 10 de septiembre al juez Ruz que le mintió, ya que las había destruido un año antes.

Domínguez, que trabajó para Bárcenas casi dos décadas, aseguró al juez que en 2011 el extesorero le pidió las agendas y se las devolvió al cabo de un tiempo.

La secretaria, que aún sigue trabajando en el PP, añadió que las tiró a la basura en 2012 pensando que ya no tenían ninguna importancia porque ya no trabajaba con él.

Enlaces recomendados: Premios Cine