Beatificación

La Iglesia ´no se olvida de ningún víctima´

La Conferencia Episcopal Española dice que no tiene "nada en contra" de abrir las fosas de la Guerra Civil

14.10.2013 | 15:21
Martínez Camino, en una imagen de archivo.
Martínez Camino, en una imagen de archivo.

El secretario de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, ha señalado hoy, ante las críticas respecto al acto de beatificación de 522 religiosos asesinados durante la Guerra Civil, que la Iglesia "no se olvida de ninguna víctima".

Martínez Camino ha hecho estas declaraciones en un encuentro hoy con la prensa para valorar el acto solemne celebrado el domingo en un templo al aire libre en Tarragona.

Varios sectores civiles y católicos habían solicitado a las autoridades eclesiásticas que pidieran perdón por el papel de la Iglesia en la Guerra Civil y durante el franquismo, pero no hubo referencias a ello en el mensaje grabado que dirigió el papa Francisco, ni en la homilía de su enviado especial, Angelo Amato.

Amato usó incluso conceptos como "noble nación envuelta en la niebla diabólica de una ideología, que anuló a millares y millares de ciudadanos pacíficos", que han sido objeto de críticas.

Camino ha replicado hoy que "hay expresiones peculiares" pero no existe ninguna disonancia porque él mismo se refiere al siglo XX como un "siglo oscuro por los miles de víctimas de totalitarismos". "Y no nos olvidamos de ninguna", ha dicho.

Preguntado sobre si ayer se había perdido una oportunidad de pedir perdón a todas las víctimas de la Guerra Civil, el secretario de la Conferencia Episcopal ha considerado que "cada cosa tiene su momento y en la homilía ya se habló de todas las víctimas, hay una alusión implícita".

"No tenemos nada en contra" de abrir las fosas comunes, "al revés, es de piedad que se busquen los seres queridos" pero "otra cosa es que se instrumentalice y eso ya no entramos a valorarlo", ha subrayado.

También se ha referido a la visita de la delegación de la ONU que investiga las desapariciones del franquismo y ha señalado que "entre los desaparecidos, también está el obispo Manel Borràs; quemaron su cadáver".

Por su parte, el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ha asegurado que nunca se ha opuesto a la dignificación de las fosas comunes del cementerio de la ciudad, que gestiona un patronato presidido por él mismo.

La Plataforma por la Laicidad y la Dignidad le invitó públicamente a visitar estas fosas y Pujol ha indicado que irá "cuando pueda". Pujol ha manifestado sentirse apenado porque "hay gente dolida por algo bueno como una beatificación".

"En la memoria histórica dijeron que era de los dos bandos y veo que faltan muchos sacerdotes; no son bandos, es distinguir entre persecución religiosa y guerra civil", ha dicho.

Enlaces recomendados: Premios Cine