Galicia

Así es la vida de la madre de Asunta en prisión

Rosario Porto frecuenta la compañía de una mujer víctima de malos tratos que fue condenada por matar a su marido

15.10.2013 | 11:13

Tras quince días en prisión, la madre de Asunta, Rosario Porto, parece que comienza a trabar amistades. Ingresada en el módulo de mujeres de la cárcel coruñesa de Teixeiro, comparte dependencias con presas por pertenencia a la banda terrorista ETA, así como con delincuentes habituales y otras mujeres condenadas por delitos graves. Entre ellas, la coruñesa de 59 años que sufría malos tratos y que fue condenada a 15 años por matar con una mancuerna a su marido y agresor en 2009. Esta mujer, que había solicitado el indulto, y la abogada compostelana se hacen compañía en los ratos de asueto.

Tres semanas después del tráfico hallazgo en un pista forestal del municipio de Teo del cadáver de su hija adoptada, la niña superdotada de 12 años Asunta Basterra, y después de que la dirección del centro penitenciario, en el que ingresó el 27 de septiembre, decidiera retirarle el privilegio de “refugiada”, Rosario Porto ha dejado de estar aislada de las demás internas y comienza a hacer vida social. Se le ha visto acompañada varias veces por María Teresa Sola, la coruñesa que fue condenada por asesinar con una pesa al que fue su esposo y agresor.

Mientras tanto, su exmarido, Alfonso Basterra, que el pasado fin de semana seguía aislado en la enfermería del mismo penal, continúa a la espera de que la Audiencia de A Coruña se pronuncie con respecto al recurso presentado por su abogada contra el auto de prisión provisional del magistrado del caso, José Antonio Vázquez Taín. El fallo se espera en los próximos días y la previsión es que el recurso de Basterra corra la misma suerte que el presentado por el abogado de su exmujer, que fue desestimado el viernes por la misma sala, al ratificar que hay indicios suficientes contra Rosario Porto.

De hecho, la Audiencia incluso considera "más lógico" que se le impute por un delito de asesinato y no por homicidio, por lo que se enfrentaría a, al menos, 15 años de prisión. Y mientras, la investigación prosigue con el objetivo de disipar las incógnitas que todavía esconde el caso y que se espera que desvelen los resultados tanto de las pruebas recogidas en los registros de los domicilios de los imputados, como las recabadas en el lugar donde apareció Asunta. También fueron objeto de registro los vehículos de Porto y Basterra.

Enlaces recomendados: Premios Cine