Problemas de salud

Valenciano ingresa en una clínica privada por neumonía

La 'número dos' de Rubalcaba se recupera de la dolencia en un centro sanitario al margen de la red pública

23.10.2013 | 18:34
 La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano

Elena Valenciano, diputada en el Congreso y número dos de Alfredo Pérez Rubalcaba en el PSOE, se recupera a lo largo de los últimos días de una neumonía en una clínica privada de Benidorm, según la información contrastada por este periódico de fuentes médicas y políticas.

La dirigente que ocupa el segundo peldaño en el escalafón de Ferraz está siendo atendida de su dolencia en un centro sanitario al margen de la red pública. Y en una comarca como la Marina Baixa que, por contra, sí cuenta con un hospital del Servei Valencià de Salut en el municipio de La Vila Joiosa, a apenas diez minutos en coche de la villa turística. La parlamentaria ha tenido que ser atendida, incluso, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) aunque estas mismas fuentes apuntaron que su evolución, en las últimas horas, es favorable.

Como es conocido, la parlamentaria, aunque ocupa escaño por la circunscripción de Madrid, tiene fijada su residencia particular en Altea. Su marido, de hecho, ejerce su actividad profesional en el Ayuntamiento de l'Alfàs del Pi. Y sus hijos acuden, como publicó en su día este periódico, a un colegio de gestión privada en la ciudad de Alicante.

Elena Valenciano, precisamente desde que accedió a la vicesecretaría general del PSOE en el último congreso que los socialistas celebraron en Sevilla hace ahora algo más de año y medio, ha sido una de las caras más visibles de su partido en defensa de la sanidad y la educación pública. Y, sobre todo, a partir del «tijeretazo» de 10.000 millones que el Gobierno de Mariano Rajoy aplicó en esos dos servicios públicos en los primeros meses de su mandato. «Llevamos tiempo advirtiéndole al PP de que la educación pública y la sanidad universal son líneas rojas para el PSOE», lanzó la dirigente socialista en abril de 2012, precisamente, cuando el Ejecutivo del Partido Popular decretó los citados ajustes.

Especialmente vehemente se mostró la dirigente socialista a la hora de defender el servicio público de Sanidad cuando durante el pasado mes de agosto, en plena oleada de protestas en Madrid por la privatización sanitaria, vino a justificar el derecho de la delegada del Gobierno, la popular Cristina Cifuentes, a recuperarse en un centro de gestión pública después de sufrir un accidente de moto. «Merece la pena defender la sanidad pública en este país y en esta comunidad.

Todos sabemos que cuando algo se pone mal, lo que necesitamos es acudir a la sanidad pública», aseguró hace apenas dos meses la número dos de Rubalcaba en el PSOE. Ahora, sin embargo, en un momento complicado para su salud como es el tratamiento de una neumonía, la dirigente socialista, se ha inclinado por ser atendida en un centro sanitario privado. Y no es el primer dirigente socialista atendido en centros sanitarios fuera de la red pública o que lleva sus hijos a colegios privados.

Enlaces recomendados: Premios Cine